Las universidades Central, Libre y Jorge Tadeo Lozano ofrecieron a sus estudiantes de Ingeniería Ambiental formación en gestión de riesgos ambientales.

...
Estudiantes que hicieron parte de la Cátedra Internacional de Ingeniería Ambiental.

 

La cátedra tuvo como objetivo “contribuir a la formación de profesionales expertos en temas relacionados con la gestión integral del riesgo y su evaluación, con el fin de establecer su alcance en la incorporación en instrumentos de planificación y ordenamiento territorial, afianzando herramientas, metodologías y estrategias para su conocimiento, reducción y manejo a nivel nacional e internacional”.

Durante dos semanas, los 32 estudiantes que optaron por participar en esta cátedra, asistieron a clases magistrales, realizaron talleres, visitaron sitios estratégicos y expusieron el conocimiento aprendido.

Osman Roa, estudiante de noveno semestre de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad Central, aseguró que estos espacios se configuran como la ocasión para identificar los sistemas de gestión de riesgo que tienen en otros países y establecer una comparación con los que se manejan en Colombia.

“Es la oportunidad para conocer los sistemas de emergencia, aprender cómo se trabaja el riesgo en otros países, cómo lo entienden, la manera en la que las agencias se encargan de articularlo y hacen el proceso general de conocimiento”.

Además, Roa afirmó: "en el proceso de globalización, uno debe tener las capacidades, las competencias y los conocimientos que espacios como estos brindan, ya que son un abrebocas de cómo son los escenarios globales y son la oportunidad para conocer la manera en la que se manejan los riesgos en el mundo".

Durante la ceremonia de clausura de la cátedra, Oscar Ortiz Medina, director del programa de Ingeniera Ambiental de la Universidad Libre, se refirió a la calidad académica con la que deben contar los estudiantes que se están formando, y que debe estar regida por procesos de internacionalización —como esta cátedra—, la visibilidad nacional y la investigación conjunta.

“Si usted se lo cuenta a su compañero y él se lo cuenta a otro, vamos a tener un ejercicio muy fuerte en unos años, pues la catedra internacional va a ser conocida entre universidades que ofrecen programas de Ingeniería Ambiental. Después de esto, ¿por qué no investigar y hacer proyectos conjuntos?, eso es la calidad”, indicó.

Miguel Ángel Vela, estudiante de octavo semestre del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad Libre, aseguró que la cátedra superó de forma significativa sus expectativas, ya que “la calidad de los docentes pudo abrir nuestros horizontes, pudimos conocer nuevas culturas y temas que nos llevaron a cultivarnos profesionalmente. De esta manera, creo que podemos convertirnos en unos ingenieros con un aprendizaje más integral y funcional, lo que nos permite ser más aptos para ciertos cargos que tienen que ver con la gestión de riesgos”.

Cátedra: espacio teórico y práctico que potenció el conocimiento

Entre las actividades de la cátedra, se destacó la visita al municipio de Ubaté, en la que los estudiantes tuvieron la oportunidad de conocer la mina de entrenamiento de rescate, los equipos y aprender cómo se realiza esta práctica; también, se hizo una visita a las instalaciones del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger).

Así mismo, reviste gran importancia la familiarización que los estudiantes tuvieron con los conceptos de riesgo, catástrofe y vulnerabilidad, teniendo en cuenta las transformaciones sociales y tecnológicas de las sociedades contemporáneas, la caracterización de los riesgos naturales y tecnológicos, el análisis de métodos y las herramientas de evaluación y gestión del riesgo, las amenazas en Colombia, la estructura del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, los tratados internacionales (Marco de acción de Hyogo, Marco de Sendai, Protocolo de Kyoto y otros acuerdos) y la percepción y comunicación del riesgo en Colombia y de Chile, entre otras temáticas.

“Más que una nota, es el conocimiento que se llevan. Es importante que los estudiantes que tomaron esta iniciativa vean el valor diferenciador que tienen respecto a los demás, porque adquieren un valor agregado en temas de gestión del riesgo y, estas posibilidades, hay que aprovecharlas”, concluyó Ortiz Medina.

Durante la ceremonia de clausura, Carolina Espitia, directora del programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad Central, felicitó a los estudiantes que hicieron parte de esta cátedra, así como a las directivas y los docentes que hicieron posible este espacio.

Paula Barrero Martínez
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C.  12 de octubre de 2018
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!