La respuesta es sí, por eso el Departamento de Lenguas de la UC explica las claves para el aprendizaje de otra lengua. 

09 20 2016 ingles interna

 

Aprender una lengua extranjera definitivamente marca una diferencia en muchos aspectos. social, personal y laboral. Saber otro idioma nos pone en contacto con el mundo más allá de nuestras fronteras.

Sin embargo, el proceso que conlleva aprender otra lengua se convierte para muchos estudiantes en un camino tortuoso del cual es necesario salir lo más pronto posible. Lo que debería ser una meta de vida, parece un requisito engorroso que debe ser cumplido, para luego ser olvidado casi que de manera permanente.

Este choque de situaciones, entre dilemas y obligaciones, podría contrarrestarse de una manera más efectiva. En las siguientes preguntas, se encuentran cuatro estrategias para ver el aprendizaje como una oportunidad de crecimiento.

¿Soy consciente de cuál es la forma más efectiva que tengo de aprender?

Todos tenemos una manera diferente para internalizar el conocimiento. Distintos ritmos, estrategias, formas de reflexionar y solucionar problemas. El hecho de que todos debamos aprender un idioma, no quiere decir que debamos hacerlo de la misma manera.

Así como para algunos, por ejemplo, resulta más sencillo aprender vocabulario por medio de imágenes y sonidos, para otros, es más fácil por medio de escritura y repetición. A veces tendemos a generalizar culpando de nuestro “fracaso” a agentes externos como el contexto, el tiempo o incluso al profesor.

Si nos tomamos un tiempo para analizar qué elementos de nuestro estilo nos ayudarían a optimizar la adquisición de una lengua diferente a la materna, este hecho seguramente contribuirá a optimizar los resultados a la hora de comunicarse o incluso de presentar un examen. Si nunca hemos analizado estos aspectos es hora de empezar.

¿Hago un uso productivo de las herramientas que el entorno y la Universidad me facilitan con el fin de aprender un nuevo idioma?

Algunas veces, nuestro sentir como estudiantes es que no se nos provee con los elementos necesarios para un adecuado proceso de aprendizaje, por ejemplo, del idioma inglés. Hoy en día, en medio de la revolución tecnológica en la que vivimos, resulta un poco ilógico quejarse por el hecho de “no tener espacios en los cuales practicar”.

La plataforma proporcionada por la Institución para el aprendizaje del inglés, una simple canción o película son oportunidades para aprender. Asimismo,  tutorías, asesoría permanente,  grupos de chat en vivo,  redes sociales, cafés interculturales y concursos, entre otras ayudas, están siempre disponibles para quien haga uso de ellas.

Quienes lo han hecho, ven los resultados. ¿Estamos como estudiantes dispuestos a invertir 30 o 60 minutos de nuestro tiempo (que podemos gastar revisando alguna red social) para entrar en contacto directo con el idioma que necesitamos aprender? Tal vez en el pasado, cuando la única herramienta disponible para el aprendizaje eran los libros, había más razones para protestar. En la actualidad, excusas quedan pocas.

 

El Departamento de Lenguas está a disposición de todos los estudiantes y miembros de la comunidad universitaria con una amplia oferta que incluye desde cursos conversacionales hasta preparación para exámenes internacionales. Además de inglés, ofrece otras opciones como francés, alemán, italiano y portugués. Explorando otros caminos que nos lleven de una manera más sencilla a aprender una lengua extranjera

Carolina Gómez,
Docente del Departamento de Lenguas de la UC

¿Cuál es mi objetivo al aprender una lengua extranjera?

Esta pregunta, aunque sencilla, es muy importante. Dependiendo de mi objetivo, así será la motivación o compromiso que tendré para superar los obstáculos que se puedan presentar en el proceso. Si la meta es, simplemente, cumplir con un requisito para podernos graduar, probablemente el proceso de aprendizaje se convertirá más bien en uno de memorización de contenidos a mediano plazo.

Si, por el contrario, nuestro objetivo es hacer uso de ese nuevo idioma para convertirnos en personas más competitivas, visionarias y con una verdadera formación integral, el proceso de aprendizaje desde su primer nivel, será una experiencia enriquecedora. Y aunque tendrá momentos de dificultad se verá recompensada a la hora de definirnos como individuos capaces de expresar ideas, no solamente en nuestra lengua materna, sino en un idioma extranjero.

Este hecho, además, traerá sin lugar a dudas ventajas competitivas frente a un mercado laboral que cada vez más reconoce la importancia de hablar una segunda lengua.

 

¿Reconozco la importancia del sentido y derecho y deber de autonomía que tengo como estudiante a la hora de mostrar progresos en mi proceso de aprendizaje?

Sin importar el área de estudio o la modalidad (presencial, virtual o mixta) un componente fundamental que garantiza el éxito de cualquier proceso de orden académico es el desarrollo en el sentido de autonomía como individuo.

Culturalmente, el imaginario de estudiante se define por lo que un agente externo (en este caso el profesor) sea capaz de aportar a su ciclo de aprendizaje. Sin embargo, es importante considerar que en el proceso de internalización de conocimiento nadie puede interferir y el compromiso directo que ponemos como estudiantes es lo que define nuestro propio éxito o fracaso.

Entonces, ¿cómo poner en manos de otros nuestra responsabilidad de aprender? Para fomentar este sentido de autonomía, se pueden tener en cuenta pequeños pero importantes elementos como el manejo del tiempo, el uso de recursos y la reflexión acerca de lo que hago, debo hacer y me falta por hacer. Estos recursos podrán seguramente contribuir a la consecución de metas de aprendizaje que abrirán la perspectiva acerca de la importancia de comunicarse con un nuevo idioma y ver otro mundo más allá de la gramática o del puntaje de un examen.

Es importante aclarar que estas cuatro preguntas no representan una fórmula mágica, pero probablemente serán un primer paso para despejar la visión acerca de cuál es la manera en que  conviene abordar el proceso de aprendizaje, y del reto que representa adquirir una lengua extranjera, más allá del requisito. ¡Aún estamos a tiempo!

Carolina Gómez                                                      
Departamento de Lenguas de la UC
Bogotá, D. C., 21 de septiembre de 2016
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!