05 25 2016 no es hora de callar interna
Jineth Bedoya Lima, subeditora de El Tiempo, y Rafael Santos Calderón, rector de la UC, anunciaron la creación del primer observatorio de género del país.

El Festival por la vida de las mujeres celebró, en el Teatro de Bogotá, una nueva jornada por la dignificación de las mujeres víctimas de violencia sexual en el conflicto armado.

El imponente y alegre sonido de la Red de Tamboreras de Barranquilla y la voz de la cantante Rakel, quienes entonaron la canción oficial de la campaña ¡No es hora de callar!, dieron apertura al 2.° Festival por la vida de las mujeres, en la que ha sido su casa desde su creación: la Universidad Central.

El Teatro de Bogotá de la UC fue el escenario en el que tuvo lugar el Festival. Esta iniciativa que nació en el momento en que la periodista Jineth Bedoya Lima, víctima de secuestro, tortura y violación en el año 2000, decidió contarle al país su historia y trabajar incansablemente para que otras mujeres denuncien estos crímenes y exijan su derecho a la dignidad, la justicia y la reparación. 

Rafael Santos Calderón, rector de la Universidad Central, reafirmó el compromiso de la Institución con el Festival. Con la campaña ¡No es hora de callar!, “nos sumamos a esta iniciativa en el marco del principio de búsqueda de pertinencia social y de nuestro quehacer académico y en desarrollo del compromiso que hemos adquirido de aportar en la medida de nuestras posibilidades a la construcción de una paz duradera en el país”, aseguró.

Como muestra de ese compromiso, el directivo de la UC anunció, junto con Jineth Bedoya, la creación conjunta del primer observatorio de género en el país, ante lo cual señaló:

“Desde el Instituto de Estudios Sociales Contemporáneos, la Universidad ha trabajado una línea de género muy importante desde hace muchos años. Por eso queremos contribuir a la causa de entender un problema invisible todavía y en el que la academia tiene que estar presente desde el principio hasta el final”.

En su incansable propósito de reunir esfuerzos en todo el país para dignificar y anteponer de manera decidida el arte, la palabra y la vida de las mujeres a la barbarie, la campaña ¡No es hora de callar! y el 2.° Festival por la vida de las mujeres han atraído la mirada y el apoyo de organismos internacionales como ONU Mujeres, cuya representante en Colombia, Belén Sanz, también acompañó este acto simbólico dedicado en su totalidad a las víctimas. Vea también La Central y ¡No es hora de callar! se unen contra la violencia hacia las mujeres

Entre ellas se encuentran mujeres de todas las regiones del país, hoy activistas y lideresas de fundaciones y organizaciones, que se levantan desde los dolorosos rastros que dejó la guerra en sus cuerpos y memorias para, primero, alzar la voz y exigir justicia sin revictimización y, segundo, ayudar a otras mujeres como ellas a encontrar la fuerza para continuar y evitar que otras mujeres sean violentadas. 

El lanzamiento del disco-libro Avanzadoras colombianas también formó parte de este reconocimiento al valor y la fortaleza de espíritu de las mujeres víctimas. En esta obra, liderada por la cantante y compositora española Sole Giménez, diez artistas colombianas y nueve periodistas, entre ellas la propia Jineth Bedoya, narran diez historias de víctimas sobrevivientes y les hablan a estas abanderadas de la vida.

Asimismo, el Festival sirvió de escenario para la divulgación de estrategias como la Línea 155 de la Policía Nacional, de ayuda a mujeres que pueden ser víctimas de violencia, así como de foros y paneles sobre la situación actual de la violencia sexual en Colombia, que contó con la participación de representantes de la Federación Nacional de Personeros, el Centro de Memoria y de organizaciones por los derechos humanos.

En el panel "Víctimas y sobrevivientes: el aliciente para seguir levantando la voz”, las invitadas dejaron salir nuevamente sus historias para reiterar su derecho a no callar y a sanar sus vidas y la de sus familias, al mismo tiempo que reflexionaron sobre el papel de las mujeres víctimas en el posconflicto.

Mariana Díaz, víctima y directora de la fundación Caminos de Fe, enfatizó:

“Las mujeres nos estamos preparando y somos organizadas; de cara al posconflicto, hay que empoderarnos de nuestros derechos para que todas sean replicadoras en todo el territorio nacional y que exista una paz en donde no se callaron las mujeres y en donde sí se dijo la verdad”.

Para cerrar este gran Festival, que ha convocado a artistas, expertos, víctimas y activistas por los derechos de las mujeres, así como a los medios de comunicación, y haciendo extensiva su invitación a toda la sociedad colombiana, el cantante argentino Diego Torres ofrecerá un concierto de gala en honor a las mujeres. 

Sobre su concierto, el artista, que entregó a la campaña ¡No es hora de callar! su canción La vida es un vals, comentó: “La posibilidad de que las canciones que uno escribe se asocien a causas tan importantes como esta le da sentido y profundidad a lo que uno hace y es la posibilidad de acompañar, de estimular, de conectar, de despertar la vida de mucha gente. Es un placer para mí estar acá”.

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://rai.ucentral.edu.co/images/galerias/...
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 25 de mayo de 2016
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!