El Foro Nacional del Agua constituye actualmente uno de los espacios fundamentales para reflexionar y debatir sobre el impacto ambiental.

 

La constante demanda de materias primas, especialmente minerales, ha hecho que las actividades de exploración y explotación mineras se trasladen a sectores de particular fragilidad ambiental. Si bien no es la única, la actividad minera puede tener un fuerte impacto sobre ecosistemas estratégicos desde el punto de vista de los servicios ambientales. Por supuesto, dicho impacto, en primera instancia, es más evidente para los ecosistemas y las comunidades que viven cerca de proyectos de explotación minera, al generar no solo alteraciones en su medio biofísico, sino también cambios en las dinámicas socioeconómicas.

Aun cuando hay cada vez más posiciones a favor de que es posible hacer una minería menos perniciosa con el ambiente, resulta muy difícil argumentar que se trata de una actividad sostenible y mucho menos en áreas de especial valor ambiental. No obstante, el potencial impacto ocasionado por explotaciones mineras va más allá de las fronteras de las comunidades directamente afectadas. La degradación de áreas de particular riqueza en recursos naturales, que además se caracterizan por delicados equilibrios ecológicos, generan la pérdida de especies naturales y ecosistemas vitales para el aprovisionamiento de servicios esenciales en nuestra supervivencia y desarrollo como el agua, los alimentos, un aire limpio y el esparcimiento, entre otros.

Quizás el mejor ejemplo de la importancia de estos servicios es el agua, cuya disponibilidad, en el caso colombiano, está estrechamente ligada a los sistemas de alta montaña, precisamente el lugar donde se ha otorgado la mayoría de títulos de explotación minera. Basta considerar que más del 60% del agua que consume diariamente Bogotá, equivalente a unas 500 piscinas olímpicas, proviene del sistema de páramo situado en el parque nacional natural Chingaza. Aunque este es solo uno de los tantos beneficios que provee este ecosistema.

¿Privilegiados en recursos hídricos?

Colombia ha sido un territorio privilegiado en materia de recursos hídricos. Ocupa el séptimo lugar en el mundo en lo que a disponibilidad de agua fresca se refiere. Sin embargo, en términos de acceso, uso y manejo del recurso, nuestra posición es menos honrosa. Quizás la apreciación que se hace de los recursos naturales en Colombia, un país privilegiado por la abundancia de estos, ha hecho que su valoración parta siempre del supuesto de una abundancia garantizada y, por lo tanto, inadecuadamente apreciada y subvalorada.

El desarrollo, en sus múltiples aspectos, es el fin último de las políticas, planes y programas de gobierno en casi todas las naciones. La reducción de la pobreza, la realización de obras de infraestructura, la cobertura de necesidades básicas, la prestación de más y mejores servicios, el crecimiento económico, mejores condiciones de salud y calidad de vida para la población son, en términos generales, algunos indicadores del desarrollo tal como lo conocemos.

Históricamente, la explotación de los recursos mineros y el aprovechamiento del agua han sido pilares fundamentales en el desarrollo de algunas naciones. Sin embargo, diversos sectores de la sociedad presentan argumentaciones e hipótesis que crean una disyuntiva casi irreconciliable entre la explotación minera y el aprovechamiento de los recursos hídricos como motor del desarrollo.

Como en muchos otros ecosistemas amenazados por la necesidad de proporcionar hábitat y sustento para sociedades crecientes y cada vez más demandantes de sus recursos, los retos por desarrollar políticas e instrumentos que integren perspectivas ambientales, económicas y sociales para el manejo y conservación de los sistemas de páramos en Colombia son, al tiempo, enormes y urgentes. La adecuada valoración de los bienes y servicios ambientales proporcionados por estos ecosistemas únicos son indispensables en el momento de formular planes de desarrollo que consideren su explotación intensiva y a gran escala, tal como lo hacen la minería, la agricultura y la ganadería en nuestro país.

Cada vez es más apremiante fortalecer la discusión alrededor de la necesidad por una valoración de los recursos bióticos y abióticos, culturales, sociales y espirituales que se derivan de estos ecosistemas.

Aporte desde la academia

Desde la universidad se busca contribuir a la formulación de preguntas y el desarrollo de herramientas que permitan evaluar de una forma más holística las estrategias actuales de desarrollo económico, dirigida hacia la cuantificación de los servicios ecosistémicos intrínsecos a sistemas de alta montaña y lo que representan en términos ambientales para el país y las diferentes comunidades que directa e indirectamente dependen de sus productos y servicios.

Como una forma de reiterar el compromiso con el agua y los ecosistemas, la Universidad Central, mediante el programa de Ingeniería en Recursos Hídricos y Gestión Ambiental, inició en el año 2000 la realización del Foro Nacional del Agua. Desde entonces lo ha llevado a cabo en cinco ocasiones. Este año se realizará el VI Foro Nacional del Agua, cuyo eje temático central será "agua, páramo y minería". Tendrá lugar entre el 4 y 5 de octubre del presente año.

Previo al Foro se han desarrollado actividades académicas, conferencias y debates en torno a la temática propuesta, en fechas clave del calendario ambiental. En esta sexta edición, el Foro busca contrastar las realidades, intenciones e ideas de reconocidos voceros de distintos sectores, para que, al iniciar desde un concepto de país actual y futuro, planteen cómo los recursos naturales –especialmente el agua– y las diferentes actividades económicas, con énfasis en la minería, pueden hacer viable o no esa visión particular de país.

Con este foro se busca propiciar un debate informado de las actuales políticas públicas e iniciativas privadas alrededor del sector de la minería y su estrecha relación con el recurso agua y los sistemas de páramo. Igualmente se quiere evaluar la pertinencia y eficiencia económica y los impactos ambientales que surgen de esta relación: agua, páramo y minería.

Para más información sobre el Foro Nacional del Agua haga clic aquí

 

John J. Sandoval Cobo
Docente de Ingeniería Ambiental
Bogotá d.c., 1 de agosto de 2012

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!