Con esta realización una estudiante de Comunicación Social y Periodismo contribuye a movilizar la campaña que quiere llevar agua a los habitantes de la Guajira.

03 03 2017 aguayvida guajira

Laura Camila Peña Tinjacá tiene 21 años, cursa noveno semestre de Comunicación Social y Periodismo y se define como una persona que ha querido abrir los ojos de muchas maneras ante la realidad. Por eso, y a pesar de su corta edad, ha decidido dedicar su vida a dos actividades que para ella son esenciales: proteger la naturaleza y ayudar a quienes más lo necesitan.

Con ese deseo en su corazón y guiada por una gran pasión hacia la producción audiovisual, a finales de 2016 Laura se vinculó como voluntaria a la acción ciudadana liderada por la fundación La Voz de la Madre Tierra, que logró llevar casi 450 mil litros de agua a 32 rancherías ubicadas en el departamento de la Guajira.

Para apoyar esta iniciativa, Laura produjo el documental Agua y vida por la Guajira, del joven director independiente Kounahk Jesiat, registró con su cámara la visita de la fundación a estos territorios y captó en los rostros y palabras de la propia comunidad Wayuu, la aguda crisis que enfrenta a causa de la corrupción, la explotación minera y las inclementes condiciones climáticas, que la someten a sequías de hasta cuatro años. 

“Hubo días muy duros, pero cuando recogíamos fondos, comprábamos agua al acueducto de Uribia, alquilábamos carrotanques e íbamos a las rancherías para llenar los tanques que tiene la gente allí”, recuerda Laura con una gran sonrisa que parece desvanecer cualquier dificultad.

El documental Agua y vida por la Guajira, lanzado en febrero, es el fruto de esta travesía y un llamado a los colombianos y a la comunidad internacional para poner la mirada sobre la amenaza que se cierne sobre las comunidades indígenas de este territorio, y que desde 2006 ya ha cobrado la vida de casi 3.000 niños.


Vea más sobre el lanzamiento de este documental que cada vez está siendo apoyado por más artistas colombianos en Agencia Central de Noticias (ACN).

La Voz de la Madre Tierra

En 2017, la meta de la segunda fase de esta iniciativa es llevar 10 millones de litros de agua de forma sostenible, adquirir una planta desalinizadora móvil para convertir el agua de mar en agua potable y para cultivos, y, más adelante, implementar un plan de nutrición para menores. Mediante esta campaña de microfinanciación colectiva la fundación convoca a los ciudadanos y personas naturales a unir sus fuerzas con aportes que van desde los $ 20.000 para contribuir a mejorar las condiciones de los habitantes de la Guajira. 

La Voz de la Madre Tierra es la segunda organización avalada por el programa Connect4Climate del Banco Mundial, después de la revista Semana Sostenible.

03 03 2017 agua vida guajira 2

Laura y el equipo de la fundación también esperan que esta iniciativa sea un ejemplo para que en el futuro el Gobierno pueda replicar e implementar proyectos de sostenibilidad, crecimiento urbano, social y económico en los territorios que sufren escasez del líquido vital, para lo cual el apoyo de la comunidad resulta indispensable:

Queremos que nos ayuden a cumplir este sueño e invitarlos a acercarse a otras realidades, porque cuando ayudamos a los demás nuestro mundo empieza a cambiar. Eso es algo que nada más nos puede dar, son cosas que tocan las fibras más íntimas de un ser humano. Además, hoy son otros, pero mañana podemos ser nosotros

Si usted desea conocer o unirse a esta iniciativa, haga clic aquí o contáctese con la fundación La Voz de la Madre Tierra al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. También encúentrela a través de Facebook en @LaVozdelaMadreTierraOficial.

Sentir, pensar, actuar y compartir, un lema de vida

De esta experiencia y de su participación en proyectos locales para proteger el medioambiente, Laura extrae su lema de vida: “Sentir, pensar, actuar y compartir”. Ella asegura que después de su experiencia en la Guajira ya no podrá tener una vida cualquiera, pues es consciente de que en el mundo hay mucha desigualdad.

“No alcanzamos a imaginar lo que puede significar un aporte, así sea mínimo, para llevar agua a una comunidad”, dice Laura invitando a todas las personas, sin importar su capacidad económica, a apoyar la campaña que moviliza Agua y vida por la Guajira.

03 03 2017 agua vida guajira

Orgullosamente unicentralista

Además de la formación que recibió en su hogar y de las enseñanzas que ha extraído de estas vivencias, Laura considera determinante su paso por la Universidad Central: “desde el primer semestre tuve la fortuna de tener profesores que pensaban distinto y creo que esa es una fortaleza de esta universidad, que tiene un enfoque para el cambio social. En realidad, algunos profesores nos forman para eso”.

“El aporte de nuestra carrera es que nos abre los ojos ante la realidad, nos ayuda a ser conscientes del momento histórico y social en que vivimos, nos hace pensar sobre lo qué está pasando en el entorno y qué posición vamos a tomar frente a eso”, agrega.

Segura de estas ideas y con un gran amor hacia la pedagogía, con la cual algún día espera poder llegar a los colegios, Laura participa hace año y medio en el programa de Monitorías Académicas, donde también ayuda a sus compañeros a superar las dificultades que enfrentan en sus procesos de aprendizaje.

Galería

  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
  • 08
  • 09
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

 
Laura Zoar Blanco Adarve
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 31 de marzo de 2017
Imágenes: cortesía de Fundación La Voz de la Madre Tierra

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!