Los programas de Creación Literaria de la UC crearon esta colección con el fin de mostrar a la comunidad literaria las producciones ensayísticas, narrativas y poéticas destacadas.

...
Adriana Rodríguez (Coord. académica de posgrados del Dpto. de Creación Literaria) y Diego Cardona (egresado de la maestría en Creación Literaria)

 

La colección Botellas al mar: autores selectos fue elaborada por el Departamento de Creación Literaria para mostrar a un sector de la comunidad literaria las producciones de grado de los estudiantes que han recibido distinciones académicas y recomendaciones de publicación.

Esta primera edición contiene fragmentos de obras narrativas, cuento y novela, pero la idea es que se publiquen todo tipo de textos producidos en el transcurso de los estudios que se llevan a cabo en los programas de Creación Literaria de la Institución.

“En esta ocasión, se publicaron algunas reflexiones sobre el ejercicio creador, así como los mejores trabajos de la primera promoción de la maestría, y del pregrado en Creación Literaria”, explicó Adriana Rodríguez, coordinadora académica de posgrados del Departamento de Creación Literaria.

“Es un esfuerzo para dar visibilidad a los estudiantes, los docentes y a los premios que el programa ha impulsado por muchos años. La idea es que este libro, el primogénito en esta colección, sea una muestra importante que pueda circular en el mercado literario, para que se difunda lo que se produce en los programas de Creación Literaria", señaló.

Perspectiva de los autores

A propósito de esta publicación, al ser la primera de la que se espera sea una serie de libros que ayuden a la difusión de estos escritores con formación en creación literaria, en el evento hubo un espacio especial para que Diego Cardona Cardona, uno de los autores selectos, hablara de su experiencia en la maestría.

Cardona, ahora magíster en Creación Literaria, organizó su intervención alrededor de las lecciones más valiosas que ha aprendido a lo largo de su formación.

“Hoy en día tengo mucho más claro que a escribir se aprende. Así como hay escuelas de pintura, escultura o música, la de creación es necesaria, no solamente por ser la vía para aprender sobre los elementos técnicos de la escritura, sino porque en ella se encuentran los espacios para aplicar una serie de estrategias que realmente enseñan a escribir”, dice.

Cardona también resalta la importancia del trabajo en los talleres, pues son los espacios para discutir la obra, “someter los escritos al análisis, la crítica, los estímulos de los compañeros, es lo que entrena al escritor para defender su idea de mundo y a tener seguridad en ella”.

Aunque la escritura es un ejercicio solitario, es algo que se puede construir grupalmente, asegura Cardona. La práctica de compartir con otros lo que se escribe y de ser consciente del progreso de los textos a través de las múltiples versiones que van surgiendo, es algo muy valioso de este tipo de espacios académicos.

Respecto a su rol como lector, dice que este tipo de formación le enseña a la persona no solo a leer mejor literatura, sino al mundo en general, pues es lo que alimenta la escritura. Asimismo, habló de la importancia de la crítica y la teoría literarias ya que ofrecen conceptos sólidos para el trabajo de creación.

Finalizó su intervención remarcando la importancia de la motivación. “Escribir no es una cuestión de disciplina, si estoy contento con la trama, los personajes, etc. los avances siempre serán significativos”, expresa.

“No hay una fórmula mágica que funcione para todo el mundo. No hay una manera correcta y una incorrecta de escribir, así como tampoco hay malos o buenos temas, lo realmente importante es cómo se desarrollan las historias, es eso lo finalmente atrapa al lector”.

Daniela Guerrero Acosta
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá D.C., 08 de junio de 2018
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!

Al día con la academia