El ministro de trabajo, el director de Asofondos y un senador del Polo Democrático debatieron sobre los puntos fundamentales del proyecto de Reforma Pensional.

El 18 de abril, la Universidad Central abrió la jornada de Central de Debates 2013 con un tema de caracter estructural para los colombianos: el proyecto de Reforma Pensional, que fue presentado por el ministro de trabajo, Rafael Pardo, y debatido por el director de Asofondos, Santiago Montenegro y el senador del Polo Democrático Alternativo, Jorge Enrique Robledo.

El ministro aseguró que el proyecto de Reforma responde a la necesidad de diseñar un mejor modelo de protección para la vejez, que dé solución a los problemas de baja cobertura, desigualdad y sostenibilidad que padece el sistema actual. En Colombia la cobertura es del 32 %, una cifra muy baja, que se explica en alguna medida por la alta informalidad laboral, que hace que de los 17.2 millones de afiliados a los dos regímenes existentes (RPM y RAIS) sólo 7.7 millones cotizan activamente. Lo preocupante es que se estima que sólo 2 millones de estas personas que cotizan se van a pensionar. Actualmente, hay 1.650.000 pensionados en nuestro país, una cifra muy inferior a la del número de adultos mayores, y en general, "el hecho es que el 90 % de los trabajadores no va a lograr pensionarse".

El tema de desigualdad tiene tres componentes, afirmó el ministro: la desigualdad entre quien llega a pensionarse y quien no lo logra; en el Régimen de Prima Media, las personas con mayores ingresos reciben subsidios más altos que las personas con menores ingresos; si una misma historia laboral se contabiliza en el RAIS y en el RPM, se obtienen pensiones distintas. "Un tercer problema es la sostenibilidad, el sistema es sostenible hoy porque hay muy poca gente pensionada, "el sistema es sostenible fiscalmente pero insostenible socialmente".

"Con el nuevo modelo que planteamos no se aumenta la edad para jubilarse, se fortalece el RPM y todos los colombianos podrán tener un ingreso cuando lleguen a la vejez", explicó Pardo. El ministro asegura que no sólo se logrará más cobertura y equidad, sino que adicionalmente se podría evitar una quiebra para el sistema.

La propuesta busca complementar los regímenes RPM y RAIS: todos los trabajadores cotizarían en el Régimen de Prima Media sobre una base correspondiente al primer salario mínimo y los aportes por encima se contabilizarían como una cuenta de ahorro individual. Adicionalmente, la propuesta asegura un ingreso en la edad de jubilación para trabajadores formales e informales, ya sea a través de los Beneficios Económicos Periódicos o del programa asistencial Colombia Mayor.

Adicionalmente, esta reforma estructural plantea un conjunto de mecanismos de flexibilización para que haya más personas que puedan tener pensión, ofrece la posibilidad de pensionarse una vez se cumpla la edad de pensión aunque aún no se haya cumplido con el número de semanas cotizadas, pues permite que el pensionado siga haciendo los aportes hasta que cumpla el número de semanas requerido; y da la oportunidad a una pareja de esposos, por ejemplo, de que sumen sus semanas cotizadas para obtener una pensión compartida (pensión familiar).

En general, la propuesta plantea que para 2030, con todos los mecanismos de flexibilización pensional se llegue a 41 % de cobertura en pensión, Colombia Mayor cubriría 30 % y BEPS 9 %, con lo cual la cobertura subiría a 81 %.

Montenegro y Robledo rebaten al ministro de trabajo

Santiago Montenegro, director de Asofondos, rebatió la propuesta del ministro argumentando la escasa cobertura que existe en materia pensional y asegurando que con la exigencia del Gobierno de que las personas cumplan las 1.300 semanas cotizadas, muchos cotizantes podrían sentirse desanimados a continuar con su ahorro para la vejez. Para Montenegro, el nuevo modelo, en lugar de aumentar la cobertura, la va a disminuir.

Otro aspecto al cual se refirió el director de Asofondos es el relacionado con la equidad de género: aunque se asegura que la edad de pensión para las mujeres colombianas es de 57 años, y para los hombres de 63, en términos de semanas cotizadas a ambos géneros se les obliga a cotizar lo mismo: 1.300 semanas, sólo que en el caso de las mujeres, deberían hacerlo en menos tiempo.

"Si hablamos de equidad de género tenemos que mejorar las condiciones de jubilación para las mujeres. Las madres deben estar por lo menos dos años dedicadas al cuidado de sus hijos, y el Estado debe garantizar sus aportes a pensión durante ese periodo de tiempo", aseguró Montenegro.

El senador del Polo Democrático Alternativo, Jorge Enrique Robledo, explicó que no se debe confundir la pensión con los auxilios de vejez, un aspecto que el nuevo modelo parece no identificar, en cuanto asegura garantizar un ingreso para todos los jubilados, a través de auxilios gubernamentales.

Robledo explicó que la pensión corresponde al ahorro que un trabajador efectúa a lo largo de su vida para garantizar su calidad de vida durante la vejez, mientras que los auxilios son una ayuda que presta el Gobierno.

Robledo llamó la atención sobre los derechos adquiridos de los trabajadores. "Si un trabajador lleva cierto número de años cotizando a su ahorro para la vejez, no se le pueden cambiar las reglas del juego a la mitad del camino".

El senador también se refirió a un tema susceptible: el de las pensiones altas. Aseguró que al disminuir estos montos pensionales también se verían disminuidas las pensiones de las clases media y baja. Adicionalmente, recordó que con un modelo como el que plantea Pardo, toda la población terminaría pagando por los auxilios de vejez que ofrecería el Gobierno, y si se disminuyen las pensiones de la clase media, no se podría mover la economía nacional, puesto que habría menos personas con poder adquisitivo.

Germán Umaña, decano de la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables de la Universidad Central, aseguró que con este encuentro queda abierto el gran debate de las pensiones en Colombia.

El próximo martes, la Central lidera el debate de la Reforma al Sistema de Salud en Colombia:

La segunda jornada de Central de Debates 2013 estará dedicada a un tema que se ha convertido en un talón de Aquiles para el Gobierno de Juan Manuel Santos: la Reforma al Sistema de Salud en Colombia. Dando continuidad a los debates relacionados con este tema que se llevaron a cabo durante 2012, la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables de la Universidad Central convocó a los protagonistas de la agenda, para que debatan los pros y los contras del proyecto de reforma que se plantea en el Congreso.

Al debate asistirá como expositor el viceministro de Salud, Fernando Ruíz Gómez, acompañado por panelistas conocedores del tema a profundidad: el presidente de la Academia Nacional de Medicina, Fernando Sánchez Torres; el presidente Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi), Jaime Arias Ramírez; el senador Luis Carlos Avellaneda; y el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar Gómez.

El encuentro tendrá lugar en el Teatro México, Auditorio Jorge Enrique Molina, de la Universidad Central (calle 22 # 5-85).

Coordinación de Comunicaciones
Departamento de Comunicación y Publicaciones
Bogotá, D.C., 22 de abril de 2013

Imágenes Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!