04 08 16 charlie y la fabrica20160408 0002
Grupo de Teatro de Bienestar Institucional de la Universidad Central


El sábado 16 y el domingo 17 de abril, el Teatro México volverá a ser un escenario de ensueño, con la historia de Willy Wonka.

¿Han imaginado una máquina que arroje cientos de deliciosas galletas de diferentes formas, colores y texturas? O tal vez, ¿una fuente enorme de la que emerge el chocolate más suave del universo? O mejor, ¿una máquina que arroje los chicles más grandes y sabrosos? Pero no sólo eso, sino también que en el mismo lugar se encuentre un artefacto mágico que transporte personas y objetos a otro lugar... Pues, aunque no lo crean tangible, todo esto y más se aprecia en Charlie y la fábrica de chocolate, clásico de la literatura infantil cuyo autor es el británico Roald Dahl, y que adaptó el Grupo de Teatro de la Universidad Central.

El público puede apreciar el resultado de un exigente trabajo escenográfico, actoral, coreográfico y de dirección que comenzó hace más de un año y medio. Después de presentar su primer montaje infantil, El hechizo de las flores, de Irina Dendiouk, el maestro Gustavo Orozco y su grupo se empeñaron en seguir construyendo para los más pequeños y de esta forma dieron a luz la adaptación teatral de Charlie y la fábrica de chocolate.

Los cinco niños que tuvieron la fortuna de ganar el boleto dorado que les permitiría conocer la fábrica de chocolates del señor Wonka, interpretado por Alejandro Pena, fueron Charlie Bucket (Edward Rodríguez), Mike Teavee (Leonardo González), Veruca Salt (Angélica García), Violet Boop (Paola Quevedo) y Augusta Gloop (Andrea Manrique).

Todos ellos aprendieron una gran lección con ayuda de los coloridos asistentes de Wonka, después de poner a prueba cada uno de sus caprichos. Por ello, esta pieza teatral se convierte en un espacio característico de diversión, reflexión y completo ensueño en donde se hacen presentes padres, hijos, criaturas inquietas y unas astutas ardillas que se relacionan constantemente con el público.

La obra, cargada de enseñanzas, chispa y humor para toda la familia, fue adaptada por Angélica García Avendaño, estudiante de Comunicación Social y Periodismo e integrante del Grupo de Teatro, quien, impulsada por su director, asumió la responsabilidad de darle el toque especial que tienen las tablas y la apertura del telón a una obra literaria de esta talla, que tuvo gran acogida por todos aquellos que se embarcaron en esta historia achocolatada.

Es un honor para este grupo de actores y para su preceptor haber sido acogidos de tal forma, puesto que no existe para estos apasionados por el arte nada que llene más el pecho y el alma que hacer teatro y poner todo su empeño en cada montaje, con el único fin de brindar un producto de calidad a su público y generar en él cultural teatral y sentido humano.

Para quienes no tuvieron la oportunidad de vivir esta aventura o para aquellos que quieran repetirla al lado de Willy Wonka y sus Oompa Loompas, la obra regresará para celebrar el Día del Niño los días sábado 16 y domingo 17 de abril.

¡El teatro los espera a todos con los brazos abiertos!

Paola Quevedo Vizcaíno
Egresada de Comunicación Social y Periodismo
Bogotá, D. C., 11 de abril de 2016
Imágenes: Grupo de Teatro de Bienestar Institucional de la Universidad Central 

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!