10-02-2014-como-superar-perdida
El duelo por la pérdida de una persona muy importante suele durar de 1 a 3 años, pero no importa cuánto tarde en recuperarse, no le ponga límite a sus sentimientos.

 

El Departamento de Bienestar Institucional comparte con usted 12 importantes consejos para sobrevivir al dolor ante esta situación.

La pérdida de un ser querido nos hace enfrentar emociones y actitudes que, aunque son naturales, pueden resultar nocivas si no son manejadas de la manera correcta. A continuación, Luz Adriana Torres Lara, psicóloga del Dpto. de Bienestar, comparte con los integrantes de la comunidad unicentralista una serie de recomendaciones para sobrellevar esta experiencia:

  • Permítase estar en duelo: acepte el hecho de sentirse mal, necesitado y vulnerable, y reconozca que su vida va a tener un cambio.
  • Apruebe dentro de usted el dolor: sienta y exprese las emociones que surjan, no trate de detenerlas. No se haga el fuerte, no guarde todo para sí y no se preocupe, con el tiempo, el dolor irá disminuyendo. Solo es parte del camino que debe recorrer.
  • Dese tiempo para sanar: el duelo por la pérdida de una persona muy importante suele durar de 1 a 3 años (aunque esto dependerá de cada persona). No se haga expectativas de que el dolor pasará de un día para otro ni se aferre al mito de que "el tiempo cura todo", no importa cuánto tarde en recuperarse, no le ponga límite a sus sentimientos.
  • Sea paciente consigo mismo: las emociones que está viviendo pueden ser muy intensas y necesitar de mucha energía, pero son pasajeras. Procure vivir el momento presente, por duro que sea, y sea amable consigo mismo, recuerde que el peor enemigo en el duelo es no quererse.
  • No tema volverse loco: puede vivir sentimientos intensos de tristeza, culpa, rabia, confusión, abatimiento o deseos de morir, no se preocupe, son reacciones normales y habituales después de la pérdida de un ser querido (no necesariamente por muerte).
  • Tómese el tiempo necesario para las decisiones importantes: decisiones como mudarse, dejar el trabajo o los estudios, o vender la casa es mejor dejarlas para más adelante. Seguramente, ahora no puede pensar con claridad y más tarde podría lamentarlo. No suele ser conveniente iniciar una nueva relación afectiva (nueva pareja, otro embarazo, etc.) mientras no haya resuelto adecuadamente la pérdida.
  • No descuide su salud: puede resultar útil, en los primeros días, hacer un horario y seguirlo al pie de la letra. Aliméntese bien y cuide de su cuerpo. No abuse del tabaco, alcohol, tranquilizantes, etc. Durante un proceso de duelo somos más susceptibles de sufrir enfermedades y de dejarnos llevar por los extremos.
  • No se automedique: si requiere de algún medicamento, que sea siempre a criterio del médico.
  • Busque y acepte el apoyo de otros: continúe conectado con las demás personas. Usted necesita de la presencia, el apoyo, la preocupación y la atención de otros. Permita que sus amigos y seres queridos estén a su lado. Piense que pueden y quieren ayudarle, pero no saben la manera de hacerlo. Pídales sin temor lo que necesita.
  • Procure ser paciente con los demás: ignore los intentos de algunas personas de decir cómo debe sentirse y por cuánto tiempo. Se debe entender que algunas personas no comprenden lo que usted está viviendo.
  • Permítase descansar, disfrutar y divertirse: dese permiso para sentirse bien, reír con los amigos y hacer bromas. Tiene derecho a ello y es importante dentro del proceso interactuar de esa manera, sin forzar su propio ritmo.
  • Confíe en sus propios recursos para salir adelante: recuerde cómo logró resolver otras situaciones difíciles de su vida. Repítase a menudo "algún día encontraré mi serenidad".
Luz Adriana Torres Lara
Psicóloga 
Departamento de Bienestar
Bogotá D.C., 24 de octubre de 2014

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!