08-01-2014-coro-infantil-uc

El 11 de junio, los integrantes del coro infantil revelaron los avances de su formación coral y musical, orientada desde el programa de Estudios Musicales.

Este grupo de aproximadamente setenta niños y jóvenes presentó a los asistentes una muestra artística del trabajo pedagógico realizado durante el semestre, en el Aula Múltiple.

Con la audición de aquel día, se llevó a cabo el segundo concierto del naciente proyecto que dos dependencias de la Universidad han logrado hacer realidad: el Coro Infantil y Juvenil de la Universidad Central.

Por una parte, la anterior directora de Estudios Musicales, Gisela de la Guardia, manifestó el deseo de crear un conservatorio para niños que a la vez serviría de semillero para el pregrado (véase NOTICENTRAL, número 15, julio-septiembre de 2009, p. 3). De igual manera, el Departamento de Bienestar Institucional también intentó hacer realidad este sueño hace unos años con el apoyo de una estudiante de dirección coral, quien buscó incluir a los hijos y familiares de los funcionarios de la Universidad para crear un coro infantil institucional.

 

Primeras semillas

Esa primera experiencia duró un semestre. No obstante, el anhelo siguió vivo y la persona encargada de retomarlo fue el profesor Julio César Peña Aponte, docente responsable del énfasis en Pedagogía del Departamento de Estudios Musicales, quien, a comienzos de 2013, formuló un nuevo proyecto, que puso a consideración de su dependencia y de Bienestar Institucional.

Así comenzó a gestarse el Coro Infantil y Juvenil de la Universidad Central, un proyecto que beneficia a niños de las localidades cercanas a la Sede Centro, así como a los familiares de la comunidad unicentralista. Hoy cuenta con el apoyo decidido de los directores de ambos departamentos: Luz Amanda Salazar y Fernando Cuevas Ulitsch.

 

El método

"Es, además, un espacio de práctica pedagógica para los estudiantes del programa. Su modelo tiene una característica fundamental: es incluyente, no excluyente; es decir, los niños son admitidos al Coro sin necesidad de pruebas o requisitos de aptitud o de conocimientos musicales. Simplemente, deben estar en el rango de edad, que es entre los 8 y los 16 años. Partimos de un precepto de la pedagogía musical, según el cual todos los niños están en capacidad de desarrollar su musicalidad, y el canto colectivo es un espacio propicio para ello", afirma el profesor Peña.

Tanto al ingreso como durante los ensayos, los integrantes del coro son escuchados cuidadosamente con el fin de ubicarlos y reubicarlos en uno de los tres niveles que se manejan dentro del grupo: quienes aún están en proceso de descubrir y usar su voz cantada (voz de cabeza); aquellos que, al haberla descubierto, presentan una afinación relativa y los que, "casi por naturaleza, son muy afinados y tienen un buen sentido rítmico". Este último grupo se convierte en la base del coro y el referente para los demás niños durante todo el proceso.

Los sábados, en la mañana, en el Teatro Bogotá, todos reciben una formación coral, potenciada con actividades didácticas de aprestamiento vocal, corporal y rítmico, para lo cual, el repertorio infantil colombiano y latinoamericano es el insumo principal. "Cada grupo por aparte trabaja aspectos específicos de acuerdo con su nivel y sus necesidades, para al final reunirse en el ensayo general del repertorio", sostiene el profesor Peña.

 

Su proyección

"La propuesta busca, en un mediano plazo, la consolidación de un gran coro infantil y juvenil de la Universidad, que pueda constituirse en la base de futuros proyectos de formación musical temprana en la institución. También procura proyectar su propuesta pedagógica a instituciones educativas cercanas e integrar en red varias agrupaciones corales que tengan objetivos comunes; uno de ellos, propiciar un derecho que deberían tener todos nuestros niños: la música", agrega.

Acompañan este proyecto los maestros Karen Tatiana Bravo y Óscar Agudelo (docentes del énfasis en Pedagogía), y Diego Alfonso Sánchez (docente del énfasis en composición), quienes se encargan de los arreglos y el acompañamiento instrumental en los montajes finales; además, tres estudiantes y un monitor de la carrera de Estudios Musicales.

 

Pedro María Mejía Villa
Editor de medios institucionales
Bogotá, D.C., 4 de agosto de 2014
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!