Inadecuado tratamiento, desperdicio, contaminación de fuentes hídricas y urbanización mal planificada aceleran la escasez de este recurso.

10 06 2016 foro del agua

 

Durante dos días, expertos nacionales e internacionales se reunieron en la Universidad Central para discutir sobre agua y ciudad, agua y ruralidad, y saneamiento y drenaje en el VIII Foro Nacional del Agua, organizado por el Departamento de Ingeniería Ambiental de la Institución.

“El país sufre de una pobreza del agua en cuanto a gestión y nos preocupa el grado de contaminación de grandes ríos urbanos y cuencas como la del Magdalena- Cauca, que es la principal en cuanto a concentración de población y generación de producto interno bruto”, explicó Cristian Díaz, director del Departamento de Ingeniería Ambiental.

Según el docente, es necesario que el país fortalezca los institutos de investigación del Sistema Nacional Ambiental (SINA), que son la base de información para la toma de decisiones entorno al uso y abuso del agua.

"Este recurso natural ha sido el elemento decisivo para la fundación de las ciudades desde la época de la conquista, manteniéndose como eje rector del territorio hasta la fecha. Pero ahora, los fenómenos de metropolización y conurbación están determinando tensiones urbanas regionales entre los municipios anexos y las zonas agrícolas, que presentan –en algunos casos- acceso limitado al agua, disputas territoriales, sistemas de pago desiguales y otros conflictos de la lógica de la oferta de este líquido”, agregó.

Los expertos coinciden en que la crisis global de agua debe ser considerada como una crisis de gobernanza que genera desiguales relaciones de poder, pobreza, planeamiento fragmentado sin cooperación entre los diferentes usuarios y un uso ineficiente de los recursos hídricos.

 En áreas urbanas y rurales el modelo de apropiación del vital líquido está pasando factura. Las zonas de abastecimiento y provisión están en riesgo de reducir la oferta de bienes y servicios ambientales, no solo por los efectos de la variabilidad climática, sino por la ampliación de la frontera agrícola y ganadera, el otorgamiento de títulos mineros, la corrupción dominante y la pobreza en la que están sumidas muchas poblaciones

Cristian Díaz,
director del Departamento de Ingeniería Ambiental.

 

Ante este panorama y luego de escuchar las diferentes opiniones expresadas en cada uno de los ejes temáticos abordados durante el VIII Foro Nacional del Agua, realizado entre el 29 y 30 de septiembre, se plantearon las siguientes conclusiones:

 

Agua y ciudad

  • Las ciudades en economías emergentes están presentando altos índices de crecimiento poblacional, lo que aumenta la demanda de agua y alimentos; y por ende, presiones hacia las zonas de producción, que muchas veces conlleva modelos insostenibles para ambas partes.

  • Lamentablemente, los cuerpos de agua urbanos tienden a convertirse en alcantarillas y sumideros de basuras, perdiendo así su valor natural y paisajístico. Y, en muchos casos, desaparecen al ser canalizados y cubiertos para dar paso a una urbanización poco sostenible y desmedida.

  • Las cuentas del agua en las ciudades exige no solo el cálculo de la precipitación y escorrentía, sino el volumen que está proviniendo del agua embotellada y alimentos; que en grandes ciudades determina un flujo significativo y poco cuantificado.

  • No existe un modelo perfecto para el crecimiento urbano, tanto la densificación vertical como la expansión horizontal representan un reto para las futuras administraciones; dejando entre ver que la salida más sostenible posible es que el crecimiento urbano se genere en ciudades satélite más no en la capital.

 

Agua y ruralidad

  • A pesar de que en las grandes ciudades existen problemas relacionados al acceso y calidad del agua, estos son mínimos comparados con los que tienen que sufrir quienes habitan las poblaciones rurales con un acceso limitado al recurso y la clara ausencia del Estado, que se ve reflejada en regiones con un regular o deficiente acceso a sistemas de potabilización (acueductos) y alcantarillados.

  • En el ámbito rural, el agua y el saneamiento están estrechamente ligados en función de la calidad. A pesar de que existe menor volumen de personas que satisfacer, la mayoría se ve expuesta a consumir agua no tratada y a verter sus aguas residuales sin tratamiento alguno.

  • En el sector rural, el gobierno local y departamental deberá prestar mayor atención a los proyectos realizados por las mismas comunidades, que conocen de primera mano sus problemáticas y oportunidades de desarrollo específicas que, con la adecuada financiación y ayuda técnica, solucionarían parte de las necesidades básicas insatisfechas que las aquejan.

  • Colombia se reconoce por ser un país agroindustrial que cuenta con leyes adecuadas, sin embargo, en su implementación solo resultan beneficiados grandes empresarios, dejando por fuera a los pequeños campesinos.

 

Saneamiento y drenaje

  • El actual esfuerzo institucional y multisectorial que se está gestando para salvaguardar la calidad de los cuerpos de agua receptores de vertimientos urbanos –caso el río Bogotá- se ha logrado gracias a la acción de la rama judicial. El Tribunal Administrativo de Cundinamarca y el Consejo de Estado han hecho más por el río Bogotá que la propia Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca.

  • El tratamiento a final de tubo, representado en las plantas de tratamiento de aguas residuales urbanas, es un imperativo para evitar la contaminación de cuerpos de agua. Sin embargo, se exhorta a los gestores de estos proyectos a verificar los costos asociados al mantenimiento y operación, ya que en muchos casos los sistemas de descontaminación fallan por aspectos técnicos o por los costos de operación.

  • Ante la amenaza de reducción de la oferta del líquido en las ciudades, se propone iniciar proyectos para la reutilización de aguas residuales tratadas; ya sea para el mantenimiento de caudales ecológicos, el riego a cultivos o el mantenimiento paisajístico, entre otros. De esta manera, se podrá optimizar y regular el suministro de agua potable para los usos fundamentales de ingesta y preparación de alimentos.

 

10 07 2016 1

Foro Nacional del Agua

Este encuentro, organizado desde hace 16 años por la Universidad Central, tiene como objetivo consolidar un espacio académico que propicie la participación y el diálogo de todos los sectores de la sociedad nacional, así como de observadores, investigadores, estudiosos, promotores y críticos de la gestión del agua.

Durante la octava versión, realizada entre el 29 y 30 de septiembre, se desarrolló la problemática de las ciudades y los asentamientos humanos. La temática se originó a partir de preocupaciones emanadas por resultados de proyectos de investigación que se han desarrollado al interior del Departamento de Ingeniería Ambiental y de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas de la UC.


Coordinación de Comunicaciones y Publicaciones
Bogotá, D. C., 14 de octubre de 2016
Imágenes: Coordinación de Comunicaciones y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!