Este es uno de los hallazgos de la investigación Caracterización del Consumidor Colombiano de Cine Nacional, desarrollada por expertas de la Universidad Central.                 

...

 

El estudio fue realizado de manera cualitativa con 200 habitantes de diferentes centros urbanos del país como Cali, Medellín, Bogotá, Palmira, Santafé de Antioquia, Turbaco y Cartagena. Arrojó, entre otras conclusiones, la necesidad de tener cine en zonas en las que el conflicto armado ha hecho eco.

“Un hallazgo impresionante fue ver que en varias ciudades del país hay una necesidad enorme de sanar tristezas y dolores y es en esas comunidades en donde el cine es necesario”, señaló Diana Cortés Acosta, directora de la investigación y docente del Departamento de Cine.

Asimismo, esta exploración visualizó la obligación que tienen los distintos sectores del cine colombiano en cuanto a distribución y exhibición se refiere, “si las personas no saben que existe ese cine colombiano, que llega tan hondo a sus almas y que les puede servir para sus procesos de sanación, pues no lo van a comprar, no lo van a buscar, no lo van a consumir”.

Los resultados del proyecto se socializarán el próximo 22 de marzo en el auditorio Fundadores, a las 6:00 p. m. Entrada libre.

Juliette Ospina Bernal, miembro del equipo investigador, profesora asistente del Departamento de Publicidad y quien hizo parte del equipo que logró la consolidación de la maestría en Estudios Sociales del Consumo de la Universidad Central, resaltó la importancia que esta clase de exploraciones tiene en el nuevo programa.

Este estudio está estrechamente relacionado con la maestría de Estudios Sociales del Consumo, ya que lo que esta busca es generar estudios a nivel social, conocer cómo y qué consume la gente y, en este caso, qué motivaciones tienen o no para hacerlo, más allá de las cifras”, indicó.

De acuerdo con la docente, este tipo de estudios permiten que no se pierda la dimensión social, la cual, según señaló, está atravesada por distintos factores. “Lo que nos interesaba era entender los gustos, las opiniones y las percepciones con relación al cine que se produce en Colombia. Quisimos investigar cuál era la experiencia que tenía la gente al momento de ir a cine”, concluyó.

La metodología

Para hacer posible esta investigación, las profesoras Diana Cortés, del Departamento de Cine, Juliette Ospina Bernal, del Departamento de Publicidad, Aylin Torregroza Villareal, del Departamento de Comunicación Social y Periodismo, y el estudiante investigador auxiliar, Julian David Cruz Téllez, se dieron a la tarea de buscar en las regiones seleccionadas un público interesado en consumir cine hecho en Colombia.

“Tuvimos toda clase de público, niños, niñas, adolescentes y hasta ancianos; personas muy cercanas a las artes y otras muy alejadas e, incluso, turistas a los que les pareció interesante hablar acerca del tema”, explicó Cortés Acosta.

Todas las películas que hicieron parte de esta experiencia son colombianas y pertenecen a diversos géneros. Entre los largometrajes que se proyectaron, se destacan por departamento las siguientes:

En el Valle:

Siembra (2016), dirigida por Santiago Lozano y Ángela Osorio. Todo comenzó por el fin (2016), dirigida por Luis Ospina. Saudó (2016), dirigida por Jhonny Hendrix Hinestroza. La tierra y la sombra (2015), dirigida por César Acevedo. Violencia (2015), dirigida por Jorge Forero.

En Antioquia:

Eso que llaman amor (2016), dirigida por Carlos César Arbeláez. Jericó (2016), dirigida por Catalina Mesa. La mujer del animal, dirigida (2016) por Víctor Gaviria. Los Nadie (2016), dirigida por Juan Sebastián Mesa.

En Bolívar:

Aislados (2016), dirigida por Marcela Lizcano. Dos mujeres y una vaca (2016), dirigida por Efraín Bahamón. Todos se van (2015), dirigida por Sergio Cabrera.

“Este tipo de películas al haber sido rodadas en las regiones permitían tener una relación cercana con el público”.

Hallazgos

De acuerdo con la docente Diana Cortés Acosta, es evidente la necesidad de fomentar un público que consuma lo que se produce en el país.

“El 94,7 % del territorio colombiano, hoy por hoy, no tiene acceso a salas de cine comercial, además, no en todas las salas de cine comercial se presenta cine colombiano”.

Igualmente, sorprendió al grupo investigador el hecho de que las personas que hicieron parte del taller lograran conectarse con la película que vieron, logrando hallar varias capas de información que pudieron vincular con su vida.

En ciudades como Bogotá se encontró que, a pesar de que el acceso a las películas es más sencillo, el problema surge con la variable de tiempo, “el inconveniente con la capital tiene que ver con la velocidad, pues cuando finalmente puedes ir a ver la película ya no está en cartelera”.

Próximas investigaciones

Se espera que con la presentación de los resultados recogidos surjan nuevos estudios que analicen las dinámicas de la venta de películas y de acceso a la cinematografía en el país.

Se tiene previsto que, durante el mes de junio, a través de una ponencia, los resultados de esta investigación sean dados a conocer en la Universidad de Salamanca, durante el VI Congreso Internacional de AE-IC, Comunicación y Conocimiento.  

Paula Barrero Martínez
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 20 de marzo de 2018
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!