Las artes también pueden ayudar a construir la paz. Jorge Plata, director de Arte Dramático de la UC, reflexiona sobre el rol del teatro en el contexto social.

...
El programa de Arte Dramático de la UC reconoce hoy más que nunca el valor del teatro en el contexto del posconflicto.

 

Todos los colombianos debemos aportar en la medida de nuestras posibilidades para afrontar la nueva etapa que se nos viene: el posconflicto.

Al examinar cómo actúan las personas, el arte es una de las expresiones humanas que más ayuda a lograr la conexión y la comprensión social. El arte dramático, más que la música, la escultura o la pintura, busca estudiar el comportamiento humano. Al teatro no le interesa mucho la naturaleza, los bosques, los mares o las tormentas, como a la pintura o a la poesía; está dirigido casi exclusivamente a examinar la conducta humana y a analizar cómo actuamos como individuos y como miembros de un contexto social.

 

El teatro puede ayudar muchísimo en esta nueva etapa de nuestro país. En efecto, conceptos como la reconstrucción del tejido social, la convivencia y aceptación del otro, la memoria, el sentido del perdón y la clemencia se expresan muy bien mediante obras clásicas de teatro. Esquilo, por ejemplo, muestra en La Orestíada (una de las obras más antiguas, data de hace 2.500 años) el desarrollo de la justicia, cómo se pasa de la justicia primitiva de la venganza, del ojo por ojo y el diente por diente a la justicia equitativa, que escucha a las partes en conflicto y se rige por los principios del equilibrio y la proporcionalidad.

 

En los clásicos de Shakespeare, los isabelinos, los dramaturgos del Siglo de Oro, los franceses o los autores modernos también podemos encontrar extraordinarias lecciones que nos resultarán muy útiles en esta etapa histórica en la que entramos. Otra posibilidad es escribir obras sobre cuestiones concretas de nuestro país y de nuestros conflictos, que nos ayuden a traer a la memoria cómo se ha desarrollado la violencia, cuáles son sus causas y cómo encontrar salida a las encrucijadas que plantea. La capacidad pedagógica del teatro es inmensa, desde los griegos una de las funciones de la comedia y de la tragedia era enseñar a la población el comportamiento social.

 

...
Jorge Plata S., director del programa de Arte Dramático.

 

Mecanismos de intervención social del teatro

En cuanto a sus mecanismos de acción, el teatro se vale fundamentalmente de la representación de piezas dramáticas que pueden partir de las problemáticas particulares de las comunidades o de otras visiones del mundo. También puede apelar a actividades docentes y de extensión tales como talleres de actuación, de movimiento corporal o de voz, que estimulan el trabajo colectivo y la solidaridad. Otros tipos de talleres, como los de juegos teatrales, son muy productivos con jóvenes y niños, ya que contribuyen a su socialización y los ayudan a potenciar sus destrezas y a superar sus debilidades psicofísicas. Por consiguiente, el teatro es una herramienta muy poderosa para el desarrollo de las sociedades.

 

Jorge Plata S., director Dpto. de Arte Dramático
Bogotá, D.C, 24 de enero de 2017
Imágenes: Dpto. de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!