A través del programa ‘Manos a la Paz’, la UC reafirma su compromiso con el país y la construcción de la paz en regiones azotadas por la violencia.

...

 

Regiones del país como Almaguer, Yolombó y Valledupar, han visto consolidado el trabajo social que realizan jóvenes universitarios en cada uno de sus municipios, mediante el desarrollo de sus prácticas profesionales, canalizadas a través del programa ´Manos a la Paz´.

Precisamente estos tres municipios hoy cuentan con el apoyo de manos unicentralistas, que se encuentran trabajando en proyectos como el de ecosistemas secos, manejado en Valledupar por Andrea Sanabria Maldonado, estudiante de Ingeniería Ambiental, quien ha podido tener un acercamiento a las zonas rurales que fueron afectadas por la violencia y que hoy no cuentan con un apoyo significativo del estado para el desarrollo de sus comunidades.

Dentro de sus logros se destaca el de dar continuidad a los planes de acción de los brigadistas forestales de cada una de las veredas, fomentando la concientización de prevención y trabajo en equipo. El trabajo lo realizan con el acompañamiento del Cuerpo de Bomberos de Valledupar.

En Yolombó, Paola Bernal García, también estudiante de Ingeniería Ambiental, centra todos sus conocimientos para sacar adelante el proyecto de Alianza para el Desarrollo Sostenible e Incluyente, la Reconciliación y el Buen Gobierno, que busca beneficiar a los diferentes municipios de Antioquia.

Sus logros, dentro del trabajo que ha venido realizando a lo largo de estos tres meses, desde que inició su periodo de pasantías, los resume en la presentación y socialización de la propuesta para la estructuración de una mesa de trabajo ambiental en el municipio de Yolombó, la cual fue recibida con agrado por parte de la administración pública y la comunidad en general.

Además, realizó un acompañamiento con la Secretaría de Educación y Cultura en la semana de la juventud, realizando visitas a veredas aledañas al casco urbano, donde se realizaron actividades lúdicas y formativas, dirigidas a los estudiantes.

Por su parte habitantes del municipio de Almaguer-Cauca, hoy trabajan de la mano del estudiante, Edison Bautista Díaz, del programa de Arte Dramático, en la construcción de memoria histórica y reconciliación, con el desarrollo de talleres de expresión oral, dirigidos a mujeres campesinas y estudiantes indígenas.

Lea también: Manos unicentralistas siembran y construyen paz

Trabajar en territorios anteriormente conocidos como zonas de conflicto, les ha abierto a estos tres estudiantes un espectro de posibilidades, aprendiendo de la comunidad, lo que no se aprende en la academia.

La Universidad Central comprometida con el bienestar de estos jóvenes pasantes, no sólo envía a cada uno de los territorios a su personal docente, como garantía de acompañamiento y apoyo para las diferentes actividades que deben realizar los estudiantes, sino que además les hace llegar, en cada municipio donde realizan sus prácticas profesionales, un kit estudiantil que les es muy útil para el desarrollo de cada una de las actividades que realizan en campo. 

  • 11-23-2017-interna-4-jovenes-territorio
  • 11-23-2017-interna-4-jovenes-territorios
  • 11-23-2017-interna-7-jovenes-territorio

 

La participación de la UC en este tipo de programas es un ejemplo más del compromiso de la Universidad con el país, a través de la formación integral de jóvenes capaces de construir paz y aportar al desarrollo de las regiones azotadas por la violencia.

Lea también: Educadores Musicales para la Paz, modelo académico para el mundo

Érika Cabrera Gerónimo
Corresponsal Unidad de Proyectos Especiales
Bogotá, D. C., 30 de noviembre de 2017
Imágenes: Unidad de Proyectos Especiales

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!

Al día con la academia