Harlene Anderson, reconocida por su trabajo en prácticas colaborativas y dialógicas, habla sobre el papel de la comunicación en el ámbito escolar y laboral.

...
Los asistentes al evento organizado por la UC en alianza con Sistemas Humanos Centro de Consultoría Sistémica, compartieron experiencias en torno al trabajo dialógico en contextos educativos, comunitarios, investigativos y de consultoría.

 

En el marco de los seminarios de Prácticas Colaborativas y Dialógicas, la Universidad Central recibió la visita de la doctora Harlene Anderson, reconocida internacionalmente como líder en el desarrollo y aplicación del enfoque colaborativo-dialógico en la psicoterapia y otros contextos.

Durante el evento, la experta recalcó la importancia del diálogo para entablar relaciones productivas que faciliten el trabajo en equipo.

“Trabajar en grupo muchas veces es un escenario de conflicto por la falta de empatía y los malos entendidos. Estas situaciones son causadas por una mala comunicación, de ahí que las conversaciones sean una parte fundamental de la vida diaria. Cuando entablamos conversaciones nos hacemos una idea de quién es la otra persona, y eso influye en la forma en la que trabajamos juntos”.

El trabajo en equipo en el salón de clase

Anderson, quien además es fundadora del International Journal of Collaborative-Dialogic Practices, cofundadora del Houston Gavelston Institute y miembro de Access Success International, considera que las prácticas colaborativas y dialógicas pueden tener un impacto positivo en las dinámicas entre profesores y estudiantes, ya que se desafía la dicotomía de la persona que sabe/la que no sabe y las estructuras jerárquicas, abriendo un espacio en el que todos los integrantes del grupo colaboran en la construcción del conocimiento y contribuyen al aprendizaje de todos.

“Para trabajar en grupo no basta con apropiarse de la tarea, sino que los integrantes deben asumir la responsabilidad que les corresponde y dar lo mejor de cada uno, compartiendo el conocimiento y aprendiendo de sus compañeros”.

El trabajo en equipo también beneficia el quehacer docente, ya que el diálogo en torno a las ideas y experiencias de cada uno de los miembros del grupo facilitan el surgimiento de nuevas ideas y saberes.

Según la experta, promover la creación de equipos de docentes dentro de una institución educativa permite unificar la planeación e implementación de objetivos institucionales. “La colaboración entre docentes unifica la enseñanza y fortalece el aprendizaje en distintos niveles educativos, lo cual es muy difícil de lograr si cada profesor trabajar de manera aislada”.

La importancia del diálogo en la vida laboral

Para Harlene Anderson, la comunicación también es un factor clave para obtener buenos resultados y aumentar la productividad en el entorno laboral; ya que, para trabajar en equipo de manera efectiva, ya sea con los compañeros o el jefe, es fundamental tener una idea de quién es la otra persona, porque cuando las personas sienten empatía y se relacionan de manera cordial, se establecen lazos de confianza y se facilita la comunicación entre el equipo.

“En ocasiones trabajamos con otros para resolver problemas, y tratamos de tomar decisiones juntos, pero no sabemos mucho el uno del otro. Hay que tomarnos tiempo para conocernos mejor. No digo que tengamos que conocer los secretos más profundos de nuestro jefe o nuestros compañeros, o que ellos conozcan los nuestros, sino tener una idea de quién es la otra persona”.

Además, la comunicación eficaz mejora la productividad laboral porque cuando un equipo tiende a la procrastinación, “lo más probable es que cada miembro del equipo tenga una perspectiva diferente, así que eso abre una conversación sobre qué es la motivación, si viene de algo externo, como el salario o un bono, o si viene de algo interno como querer hacer un buen trabajo, cumplir con las fechas de entrega o querer que los otros piensen bien de ti”, señala Anderson.

“Al tener conversaciones sobre la motivación se incluyen las voces de otras personas, y cuando las personas sienten que tienen una voz, se apropian más de su trabajo y tienen un papel más activo en las dinámicas del día a día en la oficina”, agrega.

Lea también: No deje para mañana lo que puede hacer hoy

...
En el evento, Harlene Anderson hizo énfasis en la importancia de la comunicación en contextos terapéuticos y de supervisión de personal.

Eliana Fabiola Rodríguez Durán
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 31 de octubre de 2017
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!