Constitucionalmente, puede ser prestada por entidades públicas o privadas. El Estado debe garantizarla mediante un sistema de protección pública.

09 23 2016 seguridad social interna

 

El Sistema de Seguridad Social puede entenderse como un mecanismo que humaniza las relaciones sociales. En este sentido, es un elemento de estabilidad social y política, y un instrumento esencial para el desarrollo económico y cultural de los pueblos. Está conformado por un conjunto integrado de sistemas y regímenes prestacionales, complementarios entre sí e interdependientes, destinados a atender las contingencias que puedan afectar a todos los habitantes del territorio nacional. Su fin es el bienestar individual y la integración de la comunidad.

 

Marco legal, estructura y funcionamiento

En Colombia la Ley 100 de 1993 es el marco legal de la seguridad social, en desarrollo del artículo 48 de la Constitución Política. Cubre principalmente a quienes tienen una relación laboral en lo relacionado con los riesgos de salud, invalidez, vejez, muerte y accidentes de trabajo, a través de los siguientes sistemas:

Sistema General de Pensiones (público o privado): es gestionado por los fondos de pensiones. En lo público, por Colpensiones y en lo privado, por los distintos fondos. El trabajador elige a cuál de estos regímenes se afilia. Si es independiente debe asumir la totalidad de los aportes a pensión. La cotización para pensión es del 16 % del salario, distribuida así:

  • 4 %, que aporta el trabajador
  • 12 %, a cargo del empleador

Sistema de Seguridad Social en Salud (privado): es gestionado por las EPS (empresas prestadoras de salud) y es el trabajador quien elige a cuál de ellas afiliarse. Como ocurre con las pensiones, los independientes deben realizar la totalidad de sus aportes a salud. La cotización a salud corresponde al 12,5 % del salario, y se distribuye así:

  • 4 % que aporta el trabajador
  • 8,5 % que aporta el empleador

Sistema General de Riesgos Laborales (público o privado): está a cargo de las ARL (Administradoras de Riesgos Laborales). Cabe señalar que la cotización a riesgos laborales varía según el riesgo al que se exponga cada trabajador y en su totalidad es aportada por la empresa o empleador, quien elige la administradora de su preferencia. Los aportes oscilan entre:

  • 0,348 %, para el nivel I de riesgo
  • 8,7 %, para el nivel V de riesgo

Cada sistema funciona previa afiliación de los trabajadores por parte del empleador, o de cada trabajador cuando se reporta como independiente.

 

Dificultades y desafíos que afronta la seguridad social

Constitucionalmente, la seguridad social podrá ser prestada tanto por entidades públicas como privadas. Se busca que haya una concordancia entre ellas al momento de hacerse cargo del cubrimiento contra el riesgo, con el fin de mantener la estabilidad a partir de los principios de eficiencia, universalidad, solidaridad, integridad, participación y unidad aplicables a la seguridad social integral (art. 1º Decreto 692 de 1994).

No obstante lo anterior, no puede dejarse de lado el tema de la crisis de la seguridad social en que todos estamos inmersos. Como lo explican estudiosos de la situación, tal crisis se debe, ante todo, a los problemas de financiamiento, que tienen una dimensión universal y siempre están en estrecha relación con la macroeconomía; por eso, indicadores tan de moda como las tasas de interés, la política de vivienda, la inflación, la devaluación, etc., tienen nexos inevitables con la seguridad social. Pero si algo debemos destacar como determinante de esta, es el empleo, que constituye su núcleo.

Muchos autores ponen de relieve la gravedad de la crisis de fin de siglo, de forma tal que hasta los principios y valores han cambiado por fuerza de las circunstancias, ante todo en razón de las explicaciones de la recesión económica. Un ejemplo es la tendencia a dudar de la importancia de la seguridad social. Hoy se aduce su pérdida de relevancia y hasta se sugiere su abolición, como bien lo enuncian los países con un capitalismo avanzado.

Se asocia el desprestigio de la seguridad social con las críticas al “Estado de Bienestar”, que provienen fundamentalmente de los defensores del mercado, proclives a la “individualización” y amparados en la libertad que supuestamente les garantiza. Así, lo que antes debía resolverse por la vía de la solidaridad intergeneracional, hoy podría quedar, como tantos otros servicios sociales, sujeto a la dinámica del mercado.

Es decir, predomina la preocupación por los resultados económicos frente a los réditos sociales derivados de una política dada en pro de una responsabilidad por el bienestar y el mejoramiento de las condiciones de vida de los asociados por parte del Estado.

Más grave aún es encontrar no muy éticos planteamientos sobre la intrascendencia de la seguridad social, los cuales desconocen las responsabilidades de unas generaciones frente a otras o de unos sectores sociales con respecto a otros.

 

Perspectivas de la seguridad social

Más que profundizar en el debate entre lo privado y lo público, o entre el Estado y la comercialización, nuevos temas son los que toman fuerza. En este sentido, se plantea que la seguridad social es un derecho irrenunciable y debe serlo también para los desempleados, para una mano de obra móvil o para los más longevos por el aumento de la expectativa de vida. En fin, para todos sin distinción o condición.

A partir de las anteriores premisas, seremos capaces de resolver cuestionamientos como qué hacer en materia de seguridad social con la gran masa de pobres que sigue en aumento y cómo garantizar el desarrollo humano frente a la ideología del mero crecimiento económico. Sin duda, estas son preocupaciones generales asociadas a la seguridad social que se harán más agudas frente a sectores no cubiertos por el sistema a raíz de la implementación de los acuerdos de paz en nuestro país.

Teresa Páez Acosta, docente de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Central
Bogotá, D. C., 26 de septiembre de 2016
Imágenes: Dpto. de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!