El pasado sábado 23 de mayo falleció en Bogotá Otto Morales Benítez, quien fue consejero superior de la Universidad Central. De acuerdo con su familia, su muerte se produjo por causas naturales. Tenía 94 años de edad. Había nacido en Riosucio (Caldas) el 7 de agosto de 1920.

Abogado de la Pontificia Universidad Bolivariana, en Medellín, inició sus estudios de primaria y bachillerato en su pueblo natal y los continuó en Popayán. Desde la escuela dio comienzo a su actividad política y literaria. Escribió más de 150 libros; sobresalió como un destacado líder político del Partido Liberal y tuvo una gran influencia en los destinos políticos del país. En varias oportunidades presentó su candidatura a la presidencia de la República. Durante el Gobierno de Belisario Betancur, en 1983, fue director de la Comisión de Paz. "Fue tan grande y tan influyente en la vida nacional que solo le faltó ser presidente", escribió Gustavo Álvarez Gardeázabal, escritor y amigo personal de Otto Morales Benítez.

Desde comienzos de la década de 1980, tuvo una estrecha vinculación con la Universidad Central, claustro que se benefició de sus valiosos aportes en el campo de la cultura y la gestión cultural y editorial. Por ejemplo, fue director de la Colección 30 años, una de las iniciativas para celebrar la tercera década de funcionamiento de nuestra alma máter. Además, precisamente por sus contribuciones en beneficio del claustro, le fue otorgado el título de doctor honoris causa en humanidades y letras, en noviembre de 1988.

En entrevista realizada el pasado mes de febrero, así recordó su vinculación a la Universidad Central: "El rector de la Universidad Central era el doctor Jorge Enrique Molina. Accidentalmente, yo era muy amigo de él. Nos encontramos una tarde en el café del hotel Tequendama y estuvimos conversando sobre la educación en Colombia. Hicimos un análisis de problemas educativos y desde ese día seguimos conversando mucho sobre el destino de la Universidad Central".

Luego de la muerte del doctor Jorge Enrique Molina, en noviembre de 1995, el Consejo Superior de la Universidad Central tomó la decisión de invitar al doctor Otto Morales Benítez para que se incorporara como miembro de este cuerpo de gobierno. "Yo fui un consejero normal. No superior sino un miembro del consejo directivo después de que murió el doctor Molina. Cuando él estuvo en vida, yo no fui consejero, fue cuando él murió. Yo estuve como dos o tres años y luego me retiré", aseguró pocos meses antes de su deceso, hecho que hoy llora y lamenta la familia unicentralista.


Pedro María Mejía Villa
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá D.C., 25 de mayo de 2015
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!