12 15 2015 no al consumo
 

La Institución adelanta un programa de prevención de consumo de sustancias psicoactivas en la población universitaria.

De acuerdo con el Estudio Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas en Colombia de 2013, los jóvenes entre 18 y 24 años son los mayores consumidores de sustancias ilícitas (marihuana cocaína, basuco, éxtasis, heroína, LSD, hongos e inhalables) y de alcohol, con unas tasas de 8,7 % y 49,2 %, respectivamente.

A este rango pertenecen, en su mayoría, los estudiantes de carreras de pregrado. Es por eso, que la Institución adelanta un programa de prevención de consumo de estas sustancias entre la comunidad unicentralista que a través de la prevención integral, promueve espacios de interacción y participación que incentivan el uso recreativo del tiempo libre y sensibilizan a la población universitaria acerca de las consecuencias del uso y abuso de alcohol, tabaco y otras sustancias psicoactivas.

Noticentral consultó con Carol Peña, directora (e) del Departamento de Bienestar Institucional acerca de este proyecto.

Noticentral: ¿Cómo aborda la Universidad la problemática del consumo de drogas?

Carol Peña: El Departamento de Bienestar Institucional cuenta con un programa de prevención del consumo de sustancias psicoactivas. En el marco de este, adelantamos acciones de sensibilización con estudiantes y padres, intervenimos en casos puntuales detectados y hacemos pedagogía mediante talleres concertados con los docentes.

N.C.: ¿En qué consiste dicho programa?

C. P.: Desarrollamos el programa con estudiantes de primeros semestres, y a partir de un tamizaje especial obtenido de sus respuestas en el Formulario de Salud y Calidad de Vida, realizamos intervención psicosocial a los jóvenes en riesgo de consumo de alcohol y de otras sustancias.

Además, llevamos cerca de cinco años trabajando con los padres de familia para fortalecer su papel como agentes protectores, y hemos realizado acciones de censura social y orientación simbólica, como plantones, con los cuales buscamos hacer recuperación de la zona situada frente a la Sede Norte de la Universidad.

De manera conjunta con otras universidades de la ciudad, en el año 2011, conseguimos que la Secretaría Distrital de Gobierno restringiera el consumo de alcohol en los entornos académicos (Decreto 484 de 2011). Como producto de esta acción dejaron de funcionar los bares y las tabernas de la calle 75. (Lea Universidades buscan erradicar consumo de licor de sus entornos)

N.C.: ¿Con qué otras acciones se puede afrontar esta problemática?

C. P.: Es importante señalar que los resultados efectivos no solo dependen de las acciones que desde Bienestar Institucional realizamos, enfocadas principalmente en la prevención, sensibilización y pedagogía. Se hace necesaria la intervención de otras áreas (administrativas y académicas) que acompañen y legitimen este trabajo, pues enfrentar problemáticas tan complejas como el microtráfico y el consumo de SPA en espacio público exige acciones que, desde lo normativo e incluso lo legal, fijen precedentes que desestimulen este tipo de conductas o prácticas en el entorno y al interior de la Universidad.

 

Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 26 de enero de 2016
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!