Así lo expresó Carolina Espitia Gómez, nueva directora del Departamento de Ingeniería Ambiental.

...
Carolina Espitia, Directora del Departamento de Ingeniería Ambiental

 

Carolina Espitia Gómez es licenciada en Química, especialista en Gestión ambiental y magíster en Ciencias de la educación, asegura que los objetivos planteados en este nuevo reto laboral se realizarán en conjunto con el cuerpo docente de la Institución, pues debe ser un trabajo mancomunado.

“Es un desafío muy importante en mi vida profesional que asumo con mucha responsabilidad. Tomo el reto y el compromiso con la decanatura de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas y con la Vicerrectoría Académica para ayudar a que el proceso de acreditación de la carrera de Ingeniería Ambiental sea una realidad”.

Entre las fortalezas que destaca del programa, menciona la renovación del registro calificado otorgado por el Ministerio de Educación Nacional durante 2017 y la trayectoria con la que cuenta.

“El programa empieza como una tecnología, migra a una Ingeniería en Recursos Hídricos y hace 14 años se convierte en un programa profesional. Es uno de los pregrados bandera de la Universidad, por eso, será posible validar cada una de las condiciones necesarias para que la carrera se erija como un programa líder”.

Asegura que uno de sus propósitos en este cargo es que la carrera de Ingeniería Ambiental sea visible, “que impacte en los ámbitos nacional e internacional, al tiempo que continúe ofreciendo un programa con alta calidad académica”.

Estrategias para el desarrollo

Espitia destaca que es necesario que las y los estudiantes conozcan las herramientas con las que cuenta la carrera y que se convertirán en aliadas estratégicas para llevar a buen puerto sus competencias profesionales.

“Creo que es muy importante visibilizar los laboratorios con los que contamos. Se trata de darle más relevancia a la infraestructura con la que cuenta el programa. La tarea es empezar a trabajar en la dinámica de usar todo lo que tenemos y dinamizar el tema de investigación”.

Para lograrlo, resalta la labor del cuerpo docente del Dpto., encargado de mostrar a los estudiantes realidades en las deben generar impacto. 

“Sé que los docentes de Ingeniería Ambiental cuentan con un nivel educativo alto, una importante trayectoria en investigación y una amplia experiencia en el sector real. Esto permite que sean los facilitadores de herramientas que los estudiantes utilizarán en su vida laboral”. 

“Ellos deben ser conscientes de que contamos con equipos en los laboratorios que son muy importantes y eso debe ser una fortaleza, pero, si no lo damos a conocer internamente, mucho menos vamos a impactar externamente. Allí hay una fortaleza fundamental”.

Entre estos recursos, Espitia destaca los laboratorios de aire y agua.

“Contamos con equipos que hacen mediciones de contaminación de aire que queremos potenciar a través de la investigación. De igual forma, somos un programa fuerte en la línea de aguas y tenemos unos equipos que hay que usar y mostrar”.

Formación que aporta al desarrollo del país

De acuerdo con Espitia, las y los egresados de la Universidad Central son profesionales que cuentan con las fortalezas, las destrezas y las competencias que requiere el país.

Nosotros generamos ingenieros ambientales que tienen la capacidad de proponer alternativas de solución y mitigación a diferentes problemáticas ambientales, profesionales que se centrarán en el modelamiento de procesos ambientales que, a través de las distintas herramientas con las que cuentan, tanto tecnológicas como de infraestructura, generarán respuestas y propuestas a las diversas situaciones que ambientalmente pueden presentarse”.

Estas competencias se estructuran en cada estudiante como respuesta al plan de estudios que el programa brinda, en cada una de las asignaturas que componen este plan y a través del aporte realizado por los profesores y por medio de las temáticas que orienta.

“Nuestros estudiantes deberán tener una línea muy fuerte en matemáticas y química; además, deben entender de procesos biológicos porque, si no tienen esas fortalezas, no van a ser unos buenos ingenieros ambientales”, concluye.

Paula Barrero Martínez
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 20 de septiembre de 2018
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!