Con la ratificación como vicerrector académico, Óscar Herrera se prepara para trabajar en la acreditación institucional, la reforma académica y la implementación de la educación virtual de calidad.                                              

...

 

Una oportunidad de aprendizaje. Así califica el Dr. Óscar Herrera, que venía desempeñando el cargo de vicerrector académico en calidad de encargado, esta nueva etapa de su vida laboral.
Su recorrido por la UC inició en 1997, cuando se vinculó como docente, y desde entonces, ha sido testigo de la evolución de la Institución. “Uno de los hitos más importantes es el momento en el que la Universidad escribió por primera vez su Proyecto Educativo Institucional, en el año 2001, porque esa construcción definió las bases de lo que es la Universidad hoy”, señala.

“Al comparar a la Institución de hoy con la de antes del primer PEI, se evidencia una transformación clara y concreta. Somos una universidad más sólida y estratégica, lo que permite que la UC evolucione académicamente”.

Los retos de la Vicerrectoría Académica

Herrera, quien además se desempeñó como decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas y fue pionero del Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes Nano-Bio-Info-Cogno (NBIC), destaca la reforma académica, la acreditación institucional y la educación virtual de calidad como los principales retos de esta laboral.

En cuanto a la reforma académica, asegura que esta debe realizarse desde tres frentes: curricular, de investigación y organizacional. “Si tenemos unas apuestas institucionales claras, esas apuestas se deben ver reflejadas en las estructuras curriculares; no en un programa sí y en otro no. Algunos programas lo asumen de forma más clara en su proyecto académico, pero no es generalizado”.

Uno de sus intereses principales es la investigación, y por esta razón es consciente de la importancia de fortalecer el quehacer investigativo de la Universidad, con miras a proyectar a la UC como referente en investigación académica.

“Tenemos una política de investigación y una cierta trayectoria en algunos campos, pero no es suficientemente fuerte. Debemos definir cuáles van a ser esas apuestas hacia adelante, bien sea abrirnos a muchos campos del conocimiento o concentrarnos en unos cuantos campos para que lo que hagamos lo hagamos bien, y que eso que hagamos sea reconocido en el medio académico”, afirma.

Lea también: UC, pionera en Ciencias y Tecnologías Convergentes

Adicionalmente, considera que la propuesta de la Institución en materia curricular, desde la investigación y desde la interacción social debe articularse con la estructura organizacional para evitar esfuerzos aislados o que los proyectos no se visibilicen.

La apuesta de la Universidad Central en la formación de sus estudiantes tiene que ver con trabajar el desarrollo del pensamiento a través de la interacción con problemáticas.

Por otra parte, el Vicerrector académico añade que este nuevo reto laboral es también una oportunidad para fortalecer los Proyectos de Acción Universitaria (PRAU), una idea que apenas quedó esbozada en el Plan de Desarrollo Institucional y que facilita la colaboración de los profesores y estudiantes de las tres facultades, en especial en la interacción con problemáticas de tipo social. 

“Los PRAU constituyen la piedra angular de la reforma académica, donde los estudiantes de las diferentes facultades puedan, a través de problemáticas identificadas en los escenarios propuestos, articularse entre ellos”.

Además, desde la Vicerrectoría Académica, asumirá el reto de sacar adelante el proyecto de educación virtual, un factor clave para que la UC trascienda las barreras geográficas y pueda brindar acceso a educación de calidad a estudiantes en otros lugares del país. “La virtualidad es un tema muy importante, porque no podemos desconocer el papel que juega en este momento la tecnología como mediador para aproximarse al conocimiento que no necesariamente tenemos a la mano”, afirma.

Perfil

Óscar Herrera es Ingeniero electrónico de la Universidad Antonio Nariño, físico de la Universidad Nacional de Colombia, magíster en Ingeniería Electrónica con énfasis en Bioingeniería de la Universidad de los Andes, doctor en Nanotecnología de la Universidad de Génova en Italia y la Universidad Técnica de Darmstadt, Alemania. Estuvo a cargo del Departamento de Ingeniería Electrónica y fue decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas de la UC. Adicionalmente, realizó una estancia posdoctoral en nanotecnología en el Centro de Interfaces Inteligentes de la TU Darmstad. 

 

Eliana Fabiola Rodríguez Durán
Coordinación de Comunicaciones 
Bogotá, 20 de septiembre de 2017
Imágenes: Coordinación de Comunicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!

Al día con la academia