05 10 2016 la muerte es una comedia01 interna

¿Quién dijo que debe enfrentarse la muerte desde la tragedia? Kleiman es un ejemplo de coraje ante la advertencia de un asesino suelto en las calles de Nueva York y que puede ser él.

La muerte es una comedia, del cineasta y dramaturgo Woody Allen, fue llevada a las tablas por el Grupo de Bienestar Institucional de la Universidad Central, en el Teatro México, auditorio Jorge Enrique Molina, el 6 y el 7 de mayo pasados.

Es claro que nadie tiene una concepción sobre la muerte mejor construida que Woody Allen, y es que todo aquello, visto desde el ingenio del humor negro, es más divertido. Nadie más quimérico y lerdo como Kleiman –personaje principal, interpretado por Daniel Julián Salado, egresado del programa de Publicidad– para ser la ficha clave en la captura del maníaco que les está quitando la paz a los habitantes de la ciudad.

Kleiman nunca conoce su parte del plan y hace lo que sus compañeros le indican, sin calcular ningún riesgo; al contrario, se enfrenta sin remordimientos a lo inesperado. Lo único con lo que no parece estar satisfecho es con la inclemencia del frío en las calles y haber tenido que dejar su cama calientica.

¿Qué tipo de persona, sin tener un compromiso férreo con la sociedad, afronta sin medida a la muerte? Únicamente Kleiman. Él, desde su particular manera de pensar y con sus comentarios desajustados, convierte esta acción, valiente y aterradora, en un manojo de risas e ironías.

Así se torna interesante el hecho de que un gran porcentaje de personas generamos un miedo irracional hacia la muerte y todo lo que hay detrás de ella: soledad, oscuridad, sufrimiento, dolor, angustia... miedo a lo desconocido, miedo a la nada. Nos han enseñado desde muy pequeños a tener miedo; sin embargo, esta pieza teatral logra concebir estas situaciones desde el arte del humor y el sarcasmo, elementos indispensables para el ser humano.

En sus dos días de función, las salas del auditorio contaron con una numerosa asistencia de público, quienes, seguramente, después de esta puesta en escena se llevaron preguntas del tipo Allen: "Sigo preguntándome si hay vida después de la muerte. Y, si la hay, ¿le cambiarán a uno un billete de veinte pavos?". Así de cómica es la muerte.

En representación de la Universidad Central, los talentosos integrantes del grupo y su director, Gustavo Orozco, llevarán el montaje de esta pieza de la dramaturgia estadounidense al XIX Festival de Teatro Universitario Ascún Cultura 2016, eliminatoria regional.

  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia02
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia03
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia04
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia05
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia06
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia07
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia08
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia09
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia10
  • 05-10-2016-la-muerte-es-una-comedia11
Paola Quevedo Vizcaíno
11 de mayo de 2016
Egresada de Comunicación Social y Periodismo
Imágenes: David Romero, estudiante de Publicidad, y DCP 

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!