02-26-2014-felipe-vallejo-mejor-saber-pro

 

Felipe Vallejo, quien obtuvo la mejor clasificación en ingeniería en las Pruebas Saber Pro de 2013, habló con NOTICENTRAL sobre cómo se hizo profesional.

En 2004 obtuvo una beca deportiva para estudiar informática en Dayton, Tennessee, Estados Unidos, y en 2014 ganó una convocatoria del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD), que lo llevó a él y a su grupo de investigación a un viaje de dos semanas para conocer centros de tecnología y programas de ingeniería de ese país. A una semana de obtener su grado como Ingeniero Electrónico de la Universidad Central, Felipe Vallejo ostenta la mejor calificación en el área de ingeniería en la prueba Saber Pro 2013, cuyos resultados fueron revelados recientemente, y ya está haciendo trámites para su posgrado en automatización en Europa. El futuro ingeniero habló con Noticentral sobre sus intereses, logros y desafíos.

Noticentral: ¿A qué edad se empezó a interesar por el funcionamiento de las cosas?

Felipe Vallejo: No recuerdo exactamente, pero recuerdo que, cuando éramos niños, mi hermano y yo destapábamos relojes y carros de cuerda, los dañábamos y luego intentábamos repararlos, pero siempre terminaban desarmados. Fui creciendo y llegó un momento en que ya los podía armar, pero una o dos piezas se quedaban por fuera. Para mí era intrigante el interior de las cosas y siempre quise saber qué las hacía funcionar. Poco a poco fui aprendiendo la teoría que sustentaba ese funcionamiento y fue entonces cuando me interesó la parte electrónica.

N. C.: Desde los primeros semestres la Universidad lo apoyó con becas para alivianar la difícil situación económica por la que estaba pasando, ¿a qué métodos recurría en aquel entonces para sobrevivir?, ¿trabajaba al tiempo que estudiaba?

F. V.: Cuando llegó el momento de escoger universidad para estudiar Ingeniería Electrónica escuché buenos comentarios de la Central. Uno de los factores que influyó en mi decisión fue la oportunidad de estudiar en la jornada nocturna, lo que me pareció muy llamativo. Para mí siempre fue vital tener tiempo para trabajar, por lo que todo el tiempo que he estado en la Universidad también he trabajado.

N. C.: Su paso por la Central fue bastante irregular y hubo un tiempo en el que se retiró de la carrera. ¿A qué se dedicó durante ese periodo?

F. V.: Empecé a estudiar en la Central en 2001. Cursé tres semestres y no pude continuar por razones económicas, así que me retiré en 2002. Continué trabajando y en 2004 se me abrió la oportunidad, por medio de mi hermano, de realizar una carrera de informática en Estados Unidos, cubierta por una beca deportiva para jugar fútbol en el equipo del Bryan College, en Dayton, Tennessee. En ese país las carreras tienen una duración de 4 años, pero gracias a los créditos que había cursado en la Central, me gradué en 3. Obtuve el título en mayo de 2007 con honores (Magna Cum Laude). La experiencia fue grandiosa y logré aprender conceptos de programación que complementaban mi enfoque en electrónica.

N. C.: ¿Cómo fue el regreso a la Central?

F.V.: En 2007 regresé a Colombia y trabajé en el campo de la computación, pero siempre tenía el deseo de terminar mi pregrado de Ingeniería Electrónica, mi verdadera pasión, por lo que solicité reintegro en 2011. Cuando me reintegré vi el esfuerzo que había hecho la Universidad, representado en la Acreditación de Alta Calidad del pregrado. Eso fue muy motivante.

N. C.: ¿Cuál es su experiencia laboral?, ¿en qué proyectos, investigaciones u organizaciones ha trabajado?

F. V.: Desde que me gradué del colegio he trabajado en diferentes campos, desde auxiliar hasta técnico eléctrico y de sistemas. Mi experiencia en el campo de la electrónica se limita a mis prácticas profesionales en el Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Industria Electro Electrónica y TIC (Cidei), donde trabajo desde principios de 2014 como ingeniero investigador. Nuestro grupo se encarga del desarrollo y actualización de productos colombianos cofinanciados por Colciencias. El Cidei es una institución de apoyo a la industria electrónica colombiana y estoy orgulloso de formar parte de ese esfuerzo.

N. C: En mayo de 2014 obtuvo una beca para viajar a Alemania, ¿cómo fue esa experiencia?

F. V.: Yo participaba en un grupo interdisciplinar de la Facultad de Ingeniería liderado por el profesor Pedro Pérez, del programa de Ingeniería Mecánica. El año pasado nos postulamos a una convocatoria del Servicio Alemán de Intercambio Académico, (DAAD). Concursamos con diferentes universidades y, gracias al trabajo y esfuerzo del grupo, nuestra propuesta fue la ganadora. Recibimos una beca para una estadía de dos semanas en Alemania y la Universidad Central nos cubrió los tiquetes aéreos.

El viaje nos dio la oportunidad de conocer la cultura de ese país y visitar universidades locales que contaban con programas de ingeniería así como institutos de tecnología. Quedamos maravillados con el sistema de educación alemán, que es prioritario para el gobierno. Los laboratorios tecnológicos y de ingeniería estaban dotados con la última tecnología y eran muy amplios; y la mayoría de las universidades manejaba prácticas profesionales con empresas como BMW, Siemens, Mercedez Benz, etc. Eso me hizo pensar en la posibilidad de hacer un posgrado en Alemania.

N. C.: ¿Qué le recomendaría a una persona que quiere presentarse para una beca?, ¿cuál es la clave?

F. V.: Creo que para nosotros la clave fue el trabajo duro y constante en nuestra propuesta. Fue un trabajo muy organizado y en equipo, enfocándonos en los detalles. Si un estudiante quiere presentarse a una beca debe sentir pasión por lo que hace, ser responsable y dedicado en sus labores y dar lo mejor de sí mismo para lograr lo que quiere alcanzar. También es importante el respeto a sus compañeros para hacer un trabajo completamente integral.

N. C.: Usted ha manifestado un gran interés por la automatización y, de hecho, ese es el enfoque que quiere darle a su posgrado, ¿podría explicar ese concepto?

F. V.: La automatización es el uso de sistemas computarizados y robóticos con el fin de mejorar procesos para que éstos puedan llegar a ser más eficientes y eficaces. Me interesa mucho la automatización precisamente porque me gusta la idea de mejorar cosas o procesos existentes por medio de sistemas robóticos. La robótica ha sido la profundización que más me ha interesado en el campo de la ingeniería electrónica y siempre disfruté diseñar e implementar robots para las clases de práctica de ingeniería.

N. C: ¿Cómo le pareció el examen Saber Pro?

F. V.: Por sus módulos específicos y generales me pareció un examen integral. Los módulos generales demostraban lo que cualquier profesional debería| aplicar, como la lectura crítica, la comunicación escrita, las competencias ciudadanas y el inglés. Por otro lado, los módulos específicos para ingeniería electrónica me parecieron acertados, estos fueron pensamiento científico, formulación de proyectos de ingeniería y diseño de sistemas de control. Todos tienen un componente de lógica y análisis que me ayudó a encontrar la respuesta correcta en la mayoría de las preguntas. Adicionalmente, el enfoque en proyectos de las prácticas de ingeniería que cursé en la Central fue muy útil para el módulo de formulación de proyectos.

N. C.: ¿A qué método recurrió para estudiar y enfrentarse a la prueba?

No tuve mucho tiempo de prepararme para el examen dado que tenía clases y trabajo, pero lo enfrenté de la manera que creo que debemos hacerlo. Al momento de la prueba los estudiantes llevamos 8 o más semestres en la Universidad y no lograremos estudiar en corto tiempo conceptos que miden toda una carrera universitaria, por lo que yo le recomendaría a un estudiante que se enfoque en sus estudios a lo largo del pregrado y, en los tiempos libres, revise la estructura del examen y los conceptos base de los módulos.

N. C.: ¿Cuáles cree que son los valores fundamentales que debe cultivar un profesional?

F. V.: Creo firmemente que una persona debe ser integral. Un profesional debe tener, sin duda, capacidades pero también debe tener valores, una ética y un sentido social que le recuerden que ejerce su profesión al servicio de las personas. Me parece que eso lleva a una persona lejos. Creo que cada profesional debe tener una meta en frente y tomar cada cosa que hace como un medio para llegar a esa meta. Si uno mantiene ese horizonte firme, siempre podrá lograr sus objetivos.

Coordinación de Comunicaciones
Bogotá D.C., 26 de febrero de 2015
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!