Para muchos los tatuajes son arte, para algunos simplemente una moda y para otros sinónimo de problemas y discriminación laboral.

04 21 2017 interna tatuajes especial

 

Indiscutiblemente, el tatuaje ha sobrevivido a los cambios por los que ha atravesado la humanidad, esto le otorga un aire enigmático, no solo porque lo acompañan un conjunto de interpretaciones y significados, sino por ser una práctica tan antigua como el ser humano, que evoluciona constantemente. 

A lo largo de la historia, estas marcas en el cuerpo se han hecho, entre otras cosas, para identificar, mediante diseños ancestrales, a valientes guerreros, cazadores, sumos sacerdotes o dirigentes, pero también han sido un estigma con el que se marcó a esclavos, segregados y criminales.  

Actualmente, el cuerpo es percibido como un lienzo en blanco en el que cada persona puede expresar, por medio de los tatuajes, su percepción de arte y es también un símbolo de liberación, rebeldía, afiliación social e identidad.

En el contexto universitario es común el uso de tatuajes y la Universidad Central es un claro ejemplo de ello; en los pasillos se pueden observar jóvenes que llevan en su piel representaciones, que en la mayoría de los casos se enlazan con su identidad. Los índices más altos de estudiantes tatuados  se encuentran en los programas de Cine, Comunicación social y Periodismo, Estudios Musicales, Publicidad y Mercadología. 

Según María Claudia López, coordinadora de selección de la UC, “esto se debe al hecho de que trabajan con arte, al dinamismo de su ambiente y a que ‘son de mente más abierta’. Por el contrario, en facultades donde los procesos son un poco más duros y formales como la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas y la Facultad de Ciencias Económicas y Contables, hay menos presencia de tatuajes, modas o tribus urbanas”.

Sin embargo, Sebastián Ospina, estudiante de Ingeniería Mecánica, tiene siete tatuajes, distribuidos en su pecho y brazos. Cada uno de ellos es un recuerdo que cuenta una historia de su vida; el primero se lo hizo a los 18 años y son siglas que representan su nombre. Sebastián afirma que “los tatuajes son un estilo de vida y no una moda, algo que en Colombia no han querido aprobar, pues le niegan el derecho a trabajar a las personas tatuadas y llaman marginados a aquellos que han decidido marcar su cara, cuello o brazos”.

 Dos jirafas en la espalda son el recuerdo que Ana María Aristizabal, estudiante de Contaduría Pública, tiene de su papá. Aunque le gustaría tatuarse todo su brazo, considera que es algo que debe pensar, pues “los tatuajes deben tener un significado y pueden afectar el futuro laboral”.

Los tatuajes en el trabajo

Tal como lo manifiestan estos estudiantes, en el ámbito laboral los tatuajes son un factor que puede ser determinante, pues los candidatos se presentan a un proceso de selección en el que se ponen en juego distintas variables, por las que implícitamente aceptan ser juzgados y evaluados.

En estos procesos no solamente se mide todo lo que tiene que ver con la experiencia laboral y la formación académica, sino que, adicionalmente, consideran variables psicológicas y sociales que condicionan el acceso a nuevas oportunidades.

Aunque la sociedad es más receptiva a este tipo de manifestaciones artísticas, el asunto se complica cuando las personas han decidido tatuarse en la cara, el cuello o las manos.  

Los tatuajes determinan la personalidad “si un candidato tiene un tatuaje en el rostro  y se está presentando a un cargo organizacionalmente formal, muy seguramente será rechazado, pese a que tenga una muy buena hoja de vida”, afirma María Claudia López. Por tanto, los tatuajes se convierten en una marca social y hacen parte de los estereotipos y etiquetas que tienen los reclutadores. 

“Esto quiere decir que los tatuajes determinan si te contratan o no, según el contexto organizacional al que se presente la persona”.

Frente a esto, Michelle Cabanzo, estudiante de Ingeniería Ambiental considera que los tatuajes son solo imágenes en la piel y que no deberían ser un obstáculo para conseguir empleo, pues estos no reflejan las capacidades profesionales de las personas.

Trabajadores y empleadores opinan

Sofía Sanabria, quien trabaja para una importante empresa de apuestas deportivas y juegos en Colombia, desea que la sociedad no se llene de estigmas y vea los tatuajes como arte y un estilo de vida.

¿Qué representan sus tatuajes y cuáles son los más visibles?

Mis tatuajes representan libertad y felicidad. Los más visibles son los del brazo y el cuello, este último es el causante de que tenga muchos problemas para conseguir trabajo

¿Cuáles son las frases que le han dicho a la hora de presentarse a una entrevista de trabajo? 

Frecuentemente me dicen que son poco femeninos, que no me aceptan debido a los tatuajes, y han llegado a preguntarme si estuve en la cárcel. 


De otro lado, está Luis Carlos Díaz, líder de la localidad de Fontibón y jefe de recursos humanos de una exitosa cadena de tiendas de autoservicio:

¿Permiten empleados con tatuajes?

No, rotundamente no, a menos de que no sean visibles para los usuarios. Si están en el cuello, el rostro, las manos o los brazos no es posible.

¿Qué representa para usted un tatuaje? 

Para mí no representa nada, pero vivimos en una sociedad “obsoleta” donde el tatuaje o la candonga (en los hombres) influyen mucho en el aspecto de la empresa para el cliente. El tatuaje no tiene tanto que ver, sino lo que demuestra. Para el cliente representa la idea de que quien lo está atendiendo es un gamín o un pandillero que le podría hacer daño.  

¿Qué le diría a una persona que quiera hacerse un tatuaje?

Primero que lo piensen bien, porque a veces lo hacen por capricho, pero no piensan más allá de a dónde quieren llegar, si quieren gerenciar, liderar, etc. En el mundo empresarial y formal la imagen es fundamental. 

¿Es una ventaja solicitar empleo sin un tatuaje?

No es ventaja ni desventaja. Por lo general las personas que yo conozco de los supermercados que tienen tatuajes, los tienen en lugares escondidos, el hombro, los brazos, la espalda, sitios donde no se ve con el uniforme.

 

Juan Sebastián Valenzuela Ospina
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá D. C., 21 de abril de 2017
Imagenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones
Banner imagen tomada de static.websguru.com.ar

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!