La Universidad está en un proceso de Reforma Académica que responde a las exigencias actuales de la educación superior y profundiza en aspectos estructurales que fortalecen nuestra labor.       

06 12 2018 interna reforma academica

 

La Reforma Académica es un ejercicio de reflexión que nos permitirá entender cómo materializar las apuestas que, como Universidad, incluimos en 2013 en nuestro Proyecto Educativo Institucional (PEI), en torno al desarrollo de la educación virtual, la incorporación de las nuevas tecnologías en espacios formativos y el fortalecimiento de los procesos, grupos y líneas de investigación, entre otros temas.

Óscar Herrera, vicerrector académico de la UC, explica que, para el diseño de nuestra Reforma Académica es necesario observar y reconocer en qué aspectos hemos avanzado y en cuáles debemos trabajar para abordar y proponer soluciones a los problemas y demandas de la sociedad.

Lo contemplado en las versiones del PEI de 2001 y 2013 argumenta la política y los lineamientos institucionales concebidos desde la fundación de la Institución y explicita otros compromisos como la investigación y la interacción social.

En la actualidad, para dar un paso adelante, se requieren propuestas claras sobre la forma en que se pretende impactar a la sociedad.

El desarrollo de la UC ha estado influenciado por elementos estructurales como los Proyectos Académicos de Programa (PAP), la transición de las antiguas facultades a departamentos y una formación integral apoyada en la articulación entre la docencia, la investigación y en la interacción social. Avances que involucraron apuestas tan importantes como complejas.

“Con la Reforma Académica tenemos la posibilidad de profundizar en la implementación de las compromisos consignados en el PEI. Hemos avanzado en nuestras estrategias, políticas y objetivos, y podemos mejorar la forma en que hacemos nuestra labor para seguir orientando el crecimiento de la Institución”, afirma Herrera.

En la siguiente entrevista, Óscar Herrera, vicerrector académico, habla sobre el contexto, los objetivos y los retos de esta Reforma Académica.

Implementación

Durante 2018 nos dedicaremos a definir las transformaciones que requiere la Universidad, así como los planes de trabajo para alcanzarlas y los mecanismos de implementación. Luego de esto, las propuestas deberán ser aprobadas en las instancias que corresponda: Consejo de Facultad, Consejo Académico o Consejo Superior.

Ese trabajo, que involucra aspectos técnicos, deberá estar mediado por acuerdos y resoluciones. Además, desde la Vicerrectoría Académica, se debe tener un monitoreo para supervisar que los propósitos y la implementación se adelantan según lo acordado, y en caso contrario, identificar las razones y establecer estrategias para hacerlo efectivo.

Referentes

Los avances que tiene la UC en la implementación de los PAP, en los proyectos estratégicos y en los proyectos de investigación serán los principales referentes en el desarrollo de la Reforma.

“Profundizaremos en la interrelación con el medio externo como un lugar donde encontramos problemáticas reales que se deben articular con nuestros procesos de formación e investigación”, explica Herrera.

Otros referentes que se tendrán en cuenta están relacionados con el papel de la tecnología en la educación superior, la regionalización y la internacionalización del currículo, es decir, que los planes de estudio incorporen no solo asuntos como una segunda lengua, sino que realmente dialoguen con la dinámicas actuales, para que un profesional egresado de los programas de la Universidad esté capacitado para trabajar en cualquier parte del mundo y tenga claro que puede enfrentarse a retos de índole global.

Mejora continua

Si bien, los cinco ejes prinicipales de la Reforma profundizarán en las apuestas del PEI, este proceso también permitirá mejorar asuntos que hoy funcionan bien. La intención es reconocer nuestros aciertos, para que en una eventual transformación se identifiquen plataformas o mecanismos que impulsen aún más estas potencialidades.

“Profundizar implica cambiar y modificar la forma en que desarrollamos nuestra labor para nutrirla y conseguir que ofrezca mayores contribuciones”, agrega el vicerrector Herrera.

Este ejercicio, que se realizará de manera consciente y responsable, dará como resultado una Universidad con apuestas más eficientes, organizada y coherente, que generará nuevos conocimientos, creaciones e innovaciones para fortalecer su interacción con la sociedad.

Vanessa Cardona Pérez
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 13 de junio de 2018
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!