Con el nombramiento de José Luis Martínez Campo, como nuevo director del Dpto. de Ingeniería Industrial, esta unidad académica le apunta a lograr reconocimiento internacional.                                                                                                              

07 25 2017 interna industrial

 

Conseguir la acreditación internacional quizás sea la meta más ardua y compleja que pueda trazarse cualquier programa académico. Sin embargo, el ingeniero José Luis Martínez Campo, quien el pasado 1 de junio se posesionó como director de Ingeniería Industrial, cree que esa carrera tiene con qué conseguirlo.

“Ingeniería Industrial cuenta con un plan de estudios muy robusto e interesante, acorde con las necesidades de la región y del país en general. Un buen indicador de esto son los 1.500 estudiantes matriculados que tenía en el primer semestre de 2017, lo que da cuenta de la gran demanda social del programa”, asegura.

El propio Martínez tiene las credenciales necesarias para afrontar ese y otros desafíos que se le plantean al programa. Ingeniero industrial de la Universidad del Atlántico de la promoción de 2002, obtuvo un título de especialización en Dirección y gestión de calidad de la misma universidad y una maestría en Administración de empresas de la Universidad del Norte, de Barranquilla. En la actualidad, cursa un doctorado en Administración en la Universidad Externado de Colombia.

También cuenta con una amplia trayectoria profesional y docente. “Comencé a trabajar antes de iniciar mis estudios de ingeniería industrial”, recuerda con algo de nostalgia. “Obtuve mi primer trabajo en el área de inventarios de una empresa; después me vinculé a una incubadora de empresas de tecnología con sede en Barranquilla, donde duré cuatro años ejerciendo el cargo de director de proyectos. Luego pasé a la Universidad del Norte como coordinador de servicios al emprendedor en la Escuela de Negocios, donde alternaba esta responsabilidad con la docencia. Más recientemente estuve vinculado a la Universidad Autónoma del Caribe como director del programa de Ingeniería Industrial”.

Un nombramiento riguroso y basado en los méritos

El ingeniero Martínez llegó a la Universidad Central tras un dilatado y exigente proceso de selección. Se enteró de la convocatoria para proveer el cargo de director de Ingeniería Industrial a través de la Asociación Colombiana de Facultades de Ingeniería (Acofi). “Después de postularme, la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas me contactó para ampliar toda la información que requerían de mí. Más adelante recibí una citación para una entrevista grupal con el decano de la Facultad y la coordinadora de selección. La segunda fase del proceso consistió en una entrevista individual con el Departamento de Recursos Humanos y otra con el decano. Como resultado de todo este proceso, quedamos tres candidatos, de los cuales yo fui el seleccionado”, relata.

Martínez  asegura que se ha sentido muy bien en su cargo, debido a la actitud de apertura y al magnífico ambiente laboral que ha encontrado en la Facultad. “Por otra parte, entré en un buen momento, ya que la Universidad estaba capacitando a los directivos en formación y liderazgo. Tuve la suerte de integrarme con un grupo muy interesante de profesionales con el que compartí más de una semana; esta coyuntura me permitió conocer diferentes áreas de la Institución”, afirma.

Estrategias, planes y acciones para consolidar el programa

Para Martínez, todo programa académico es susceptible de un mejoramiento continuo. “Tras obtener la acreditación en 2015, hemos venido trabajando en el plan de mejoramiento que surgió como resultado de la última autoevaluación con fines de acreditación; también debemos empezar un nuevo proceso de autoevaluación con fines de renovación de la acreditación, lo que es un gran reto, porque debemos dar cuenta del avance en los diferentes indicadores”, señala.

No obstante, el nuevo director de Ingeniería Industrial considera que el programa debe ir más allá y fijarse objetivos más ambiciosos, entre los que destaca tres. El primero de ellos es el relacionado con la obtención de acreditaciones internacionales, el cual, debido a su alto nivel de exigencia, se plantea para un horizonte de unos cuatro años. El segundo se orienta a la creación de posgrados, ya que en la actualidad el Departamento de Ingeniería Industrial no cuenta con ningún programa de este nivel. Por último, se buscará fortalecer la investigación y dar una mayor visibilidad a los productos de investigación de los profesores del Departamento.

07 25 2017 interna industrial 2

 

Martínez también considera necesario atraer más estudiantes al programa, dando a conocer las ventajas de este, tales como las siguientes:

  • Un plan de estudios actualizado, con un horario flexible, que permite a los estudiantes adelantar los cursos y graduarse más rápidamente dependiendo de su compromiso personal y de las metas que se fijen.
  • Laboratorios robustos y software especializado para el desarrollo de los cursos que requieren prácticas y actividades de simulación de la realidad.
  • El compromiso del programa para la formación integral de los estudiantes mediante actividades académicas curriculares y extracurriculares.
  • El programa de consejería personalizada, en virtud del cual se asigna al estudiante un profesor-consejero que le ayuda a hacer un seguimiento eficaz de su progreso en el plan de estudios.
  • El reconocimiento externo e interno de nuestro programa de Ingeniería Industrial.

El ingeniero industrial que busca formar la UC

Según Martínez, la formación de los ingenieros industriales unicentralistas se caracteriza por su enfoque práctico. Como resultado, estarán en capacidad de identificar problemáticas en empresas de diversos sectores de la economía, lo que les dará una visión muy amplia de lo que es la práctica de la ingeniería.

Sin embargo, considera que el compromiso del estudiante es un factor clave para que pueda convertirse en un profesional de excelencia: “Ingeniería industrial es una carrera que se va renovando continuamente, por lo que el estudiante debe entender que el aprendizaje debe darse día a día e ir más allá de lo que los profesores y la carrera ofrecen. Invito a los estudiantes a que se enamoren de la carrera de ingeniería industrial, pues tiene diferentes campos de acción en diversos sectores empresariales y en diferentes posiciones en una organización”, concluye.

Gloria Yineth Perilla Enciso
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D.C., 26 de julio de 2017
Imágenes: Dpto. de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!