08-18-2015-uc-pionera-en-ciencias-convergentes
Fotografía de Graham Johnson, Graham Johnson Medical Media

Con el Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes, la Universidad integra conocimientos científicos para articular distintas dimensiones del ejercicio investigativo.    

Esta iniciativa busca integrar diferentes conocimientos científicos para articular la investigación básica y aplicada con el servicio de asesoría y desarrollo tecnológico a sus grupos de investigación, IES y empresas del sector público y privado.

La ciencia y la tecnología han hecho innumerables aportes al progreso de la humanidad que en ocasiones son asociados únicamente al avance de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), cuando hoy la investigación se centra, además, en la convergencia de temas como la nanotecnología, la biotecnología, la informática y las ciencias cognitivas.

De acuerdo con Óscar Herrera, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas de la Universidad Central y director del Proyecto Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes (NBIC), "esta tendencia tomó fuerza hace 15 años, desde que se piensa en crear sistemas que puedan ser tan inteligentes como los biológicos. Muchas investigaciones tratan de generar máquinas cada vez más parecidas al ser humano, que sean capaces de pensar y de tomar decisiones y esos cuatro campos: nanotecnología, biotecnología y bioingeniería, informática y ciencias cognitivas apuntan a eso".

Además señala que la inteligencia humana no solo está presente a nivel macroscópico, sino que se evidencia en el ADN, es decir, que es de escala nanométrica (átomos y moléculas); y por eso se incluye la nanotecnología.

"Este objetivo de buscar la articulación de los campos de las ciencias y tecnologías convergentes nano, bio, info y cogno (NBIC), a los trabajos de investigación del país se logra a través de la investigación. Somos pioneros aún desconocidos", afirma Herrera.

El ciclo de investigación contempla la investigación básica, que se hace tratando de adquirir un nuevo conocimiento; la aplicada, que es tomar ese conocimiento y ponerlo al servicio de una problemática para resolverla; y el desarrollo tecnológico, es decir, que a partir del conocimiento, se generen herramientas, métodos, procesos, software y hardware que pongan en circulación esa información y materialicen los resultados de la investigación.

Para el profesor, el Clúster es la oportunidad que tienen los grupos de investigación de la Universidad, y de Colombia, para trabajar de manera eficaz y conseguir un alto impacto. "Con el Clúster cubrimos varios frentes, desde la publicación en revistas científicas hasta el desarrollo tecnológico".

De esta manera, el proyecto integra una red de investigación de diversos grupos y entidades para facilitar el trabajo interdisciplinario alrededor de las NBIC, a fin de fortalecer la comunidad académica de la Universidad, la producción de conocimiento, y el desarrollo de nuevos productos y servicios.

La iniciativa apunta a que en el 2025 se cuente con programas de maestría y doctorados que en verdad fortalezcan la investigación en el país. Desde su experiencia docente, el profesor Herrera explica que en los pregrados solo el 2 % de los estudiantes se interesan por la investigación, mientras que el verdadero desarrollo de esta se da con los estudiantes de las maestrías y los doctorados.

De acuerdo con el informe de Indicadores de Ciencia y Tecnología del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (OCyT), en 2013 la distribución de los grupos de investigación por máximo nivel de formación es de 941 grupos en pregrado, 29 en especializaciones, 2 386 en maestrías y 2 067 en doctorados; estas cifras confirman la intención de la Universidad, de trabajar con quienes centran sus esfuerzos académicos y profesionales en la investigación.

Macroproyectos

Como parte de un trabajo conjunto del Clúster, se creó una plataforma que reunió docentes y grupos de investigación para conocer las necesidades académicas y de infraestructura, que definió cinco macroproyectos para materializar el trabajo interdisciplinar.

Dentro de estos macroproyectos NBIC, se destaca uno de nanotecnología. Con este se pretende utilizar microorganismos que mediante estímulos externos produzcan materiales de escala nanométrica y que puedan ser usados en aplicaciones industriales, reemplazando aquellos que generan alto grado de contaminación.

Con el otro se espera desarrollar nuevo conocimiento, tecnologías y procesos que les permitan a los individuos aprender a través de la experiencia en ambientes controlados, donde los sistemas interactúan con las personas generando sensaciones de movimiento, temperatura, sonido, gusto, etc.

Desarrollo tecnológico

El Clúster, como red de investigación, también ofrece a los grupos de investigación de la Universidad y demás entidades de los sectores público y privado, un laboratorio de desarrollo tecnológico para la creación de los dispositivos y sistemas frutos de la investigación básica.

Se trata de la Unidad Central de Diseño e Integración de Tecnologías (UCDIT), que cuenta con instalaciones y equipos especializados para diseñar e implementar dispositivos y herramientas tecnológicas que soporten las necesidades de los grupos de investigación y de las empresas.

Con esta iniciativa los grupos de investigación del país cuentan con nuevas posibilidades para que sus desarrollos tecnológicos estén a la vanguardia.

Leidy Dayana Castaño Gómez
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 19 de agosto de 2015
Imágenes: tomadas de Graham Johnson Medical Media

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!

Al día con la academia