gloria-alvarado

La edición 2015 de la Temporada del Arte se configuró como un espacio de análisis, diálogo y reflexión sobre las vivencias de los colombianos en medio del conflicto y sus estrategias de resistencia.

Tras siete años de realización de la Temporada del Arte, que en su versión 2015 tuvo como tema principal la “Colombia rural”, la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Arte (FCSHA) evidenció las distintas facetas de lo que constituye la intención de su proyecto académico; razón por la cual esta Temporada, dedicada a la relación ciencia, arte y territorio, se constituyó en una manera de sintetizar los propósitos académicos y profesionales de los diferentes campos del conocimiento que tienen lugar en la Facultad. 

A lo largo de tres días, nuestra comunidad universitaria pudo explorar las estrategias de supervivencia que han permitido a las comunidades resistir las experiencias de extrema violencia que han sido forzadas a vivir; los esfuerzos de construcción de memoria (Lea Memoria, territorio y posconflicto) que se realizan para impedir la repetición de las tragedias acaecidas; y las enseñanzas derivadas de iniciativas que han buscado exitosamente generar equidad para los campesinos. 

Además la dinámica y las dificultades de las acciones de restitución de tierras; las lógicas de la oferta cultural existente para las zonas rurales (Lea El Show de las Estrellas), y las diversas posibilidades que desde nuestros campos de conocimiento se han concretado en relación con la construcción de paz, la defensa de los derechos humanos, la educación y las aperturas hacia mayores niveles de equidad que hagan posible la democracia en todo el territorio nacional. 

El amplio espectro de eventos, constituido a partir del riguroso trabajo de las distintas unidades académicas, al tiempo que mostró la variedad de aproximaciones posibles a las tareas que constituirán el eje del esfuerzo nacional en los años venideros, devela la enorme potencia que se deriva, para tal propósito, de la conjunción de miradas desde las humanidades, las ciencias sociales y el arte.

En especial, debe resaltarse la riqueza de posibilidades de acción que se configura cuando el conocimiento interdisciplinario permite apelar a diversos lenguajes, someter la intervención en un entorno sociocultural cultural a consideraciones éticas y estéticas y poner todo ello al servicio de una acción social transformadora. (Lea también What is shamanism?).

Igual que en anteriores versiones, la Temporada fue el espacio propicio para las discusiones académicas vigentes, siendo, además, la ocasión para enriquecer la reflexión colectiva, avanzar en la articulación de un proyecto académico que compagina el cumplimiento de la misión de la FCSHA con la realidad nacional y afianzar la firme creencia en que la educación y el conocimiento son bienes públicos, tal y como el Proyecto Educativo Institucional de la Universidad ha declarado.

La Temporada 2015 deja en claro el papel fundamental que tiene el arte en las dinámicas que permitirán reconstituir los hilos sociales que el conflicto ha deteriorado a lo largo de los años, pues, como ya lo han propuesto muchos pensadores de las ciencias sociales, es la cultura, en sus múltiples sentidos, lo que debe cambiar y, a la vez, aportar para el logro de unas dinámicas sociales incluyentes y libres del determinismo impuesto por la violencia. 

Es inaceptable, entonces, que se continúe definiendo a la sociedad colombiana como “violenta”; por el contrario, es una sociedad que ha sido y es violentada por dinámicas que contienen intereses económicos y políticos depredadores.      

Para concluir, es preciso agradecer a los invitados externos, líderes populares, organizaciones comunitarias, autoridades públicas, académicos y expertos, así como a los investigadores, profesores, estudiantes y directores que generosamente compartieron con todos nosotros sus experiencias, sus análisis y su visión de la realidad colombiana.

Sus contribuciones anuncian que será posible construir esa amplia red de reflexión, diálogo y conocimiento que el Informe Nacional de Desarrollo Humano de 2011, “Colombia rural. Razones para la esperanza”, enunciara en como indispensable para construir Paz.

Gloria Alvarado
Decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Arte
Bogotá, D. C., 10 de noviembre de 2015
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones

NOTICENTRAL

Escoge la sección de tu interés e ingresa palabras clave en la barra de búsqueda
 
¡No existen más registros!
¡No existen más registros!