Carta del rector



Bogotá, 14 de agosto de 2018

Apreciada comunidad unicentralista:

Con el advenimiento de la cuarta revolución industrial a finales del siglo XX, caracterizada por la afluencia de tecnologías biológicas, físicas y digitales, se han adelantado numerosos avances significativos para la humanidad como la aparición del internet, la ruptura de las barreras comunicativas, la producción agraria e industrial inteligente y robotizada, el fortalecimiento de la industria médica y farmacéutica, y la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente.

En la medida en que el conocimiento científico y tecnológico se ha ido convirtiendo en una de las principales riquezas de las sociedades contemporáneas y en un elemento indispensable para impulsar el desarrollo social y económico, han surgido nuevas áreas de estudio e investigación en las instituciones de educación superior relacionadas con la nanotecnología, las energías renovables, la robótica, la ingeniería genética, entre otras, que están generando una revolución en el saber y en el desarrollo a nivel mundial.

El Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes (NBIC)

La Universidad Central ha realizado innumerables esfuerzos con el ánimo de asignar un papel importante a las actividades investigativas de diverso tipo al interior de la Institución. En este marco de trabajo, surgió durante el primer semestre de 2014 el Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes (NBIC), proyecto orientado a generar espacios de investigación básica, aplicada e innovativa que faciliten el trabajo interdisciplinario, transdisciplinario e interinstitucional (universidad-empresa-Estado-sociedad). En este sentido, el Clúster busca apoyar el desarrollo de proyectos colaborativos con diversos actores de la Institución, entidades y agentes externos relacionados con la investigación en los campos de la bioingeniería, biotecnología, nanotecnología, informática y ciencias cognitivas, en el marco de las ciencias y las tecnologías convergentes.

Estas últimas posibilitan procesos de unificación y transdisciplinariedad de actividades científicas para crear nuevos conocimientos con bases bionanotecnológicas (uso de la biología molecular para construir máquinas a escala nanométrica), cognitivas y de computación. Con este proyecto estratégico de investigación, nuestra Institución buscó, en principio, insertarse formalmente en múltiples redes de conocimiento locales y nacionales y contribuir a crear valor social, conocimiento, productos y servicios pertinentes en el contexto local, regional y nacional, para generar cambios asertivos en los campos de la salud, los alimentos, el ambiente y la energía.

¿Cómo ha crecido nuestro Clúster en los últimos cuatro años?

Como proyecto estratégico de la Vicerrectoría Académica, el Clúster inició actividades durante el segundo semestre de 2014, en el que fue aprobado, y durante el 2015 logró vincular un total de 25 profesores, que se reunieron para determinar cuáles eran las principales necesidades académicas, investigativas y de infraestructura institucionales. A partir de este trabajo conjunto, se definieron cinco macroproyectos de investigación en torno a los cuales se orienta el trabajo interdisciplinar realizado por el Clúster: 1) Dinámicas sociotécnicas entre actores que se articulan alrededor de las ciencias y tecnologías di(con)vergentes; 2) Investigación en producción y uso de micro y nanomateriales; 3) Soluciones energéticas sostenibles (MSEI); 4) Sistemas de inmersión y realidad aumentada; y 5) Plataforma computacional para el análisis de grandes datos. La financiación de la investigación en el Clúster se realiza con base en convocatorias internas, por medio de las cuales los cinco macroproyectos reseñados presentan iniciativas que requieren apoyo, y, luego de que estas son sometidas a una evaluación de pares, se asignan recursos a las que resulten favorecidas. Hasta el momento, el Clúster ha realizado dos convocatorias internas de investigación.

Otra acción que se adelantó en el Clúster durante 2015 fue la creación de una instancia de servicio directo para los grupos de trabajo involucrados en proyectos investigativos: la Unidad de Diseño, Innovación e Integración de Tecnología (DIT). La DIT se fundó con el propósito de promover y desarrollar el diseño e implementación de dispositivos tecnológicos que apoyen la solución de las problemáticas que requieren empresas, instituciones y grupos de investigación en áreas como electrónica, electricidad, mecánica, ingeniería de software y procesos, favoreciendo de esta manera el fortalecimiento de la investigación a nivel nacional e internacional. Así, la unidad DIT atiende no solo las necesidades de los grupos de investigación de la Universidad, sino de otras organizaciones que requieran la implementación de nuevas herramientas tecnológicas o la apropiación de nuevas tecnologías dentro de sus procesos.

Por otra parte, durante 2016, la Universidad fue invitada a participar en la Estrategia de Especialización Inteligente, una agenda de desarrollo productivo e innovación creada de forma colectiva para contribuir al desarrollo y la competitividad de Bogotá y Cundinamarca como región innovadora. En este marco, el Clúster ocupó una posición prioritaria como “Centro de i+D+I en Bionanotecnología”, capaz de articular actores ya establecidos en este campo con actores del área de la nanotecnología para potenciar su integración y fomentar progresos en los ámbitos de la investigación, el desarrollo y la innovación en la región.

Con el propósito de fortalecer la investigación básica en relación con los nuevos materiales y la investigación aplicada en los campos de la biotecnología, la salud, el ambiente, la energía y el agro, uno de los logros más recientes del Clúster fue la adquisición de un microscopio de fuerza atómica (AFM), que se encuentra entre los de mejores características de Colombia. Este microscopio recoge información a través de un láser fotodetector que reconoce las superficies del material analizado, con la posibilidad de estudiar sus propiedades electrónicas, piezoeléctricas y magnéticas a escala nanométrica. El AFM, de esta manera, es una herramienta para estudiar e investigar sistemas que están a nanoescala y puedo decir con orgullo que, a nivel nacional, la Universidad Central lidera esta tecnología. Me entusiasma contarles, asimismo, que los esfuerzos realizados en el Clúster se traducen en la publicación de doce artículos de investigación de alto impacto, entre los que se encuentra una publicación realizada en la revista Science el pasado 3 de agosto.

Vale la pena señalar que, en este momento, se vienen concentrando numerosas actividades y esfuerzos para que los proyectos que se han ejecutado en el Clúster se articulen con nuevas disciplinas que permitan orientar las investigaciones tanto al nivel de las ciencias básicas y aplicadas, como a niveles humanísticos, artísticos, administrativos y económicos. Todo ello permitirá encauzar y consolidar las acciones de las tres facultades de nuestro claustro alrededor de una única iniciativa, ocupada de un pequeño número de “campos-problema”, que actualmente constituyen desafíos para el país y que forman parte de la agenda nacional y regional (de Bogotá-región y de otros lugares de Colombia).

Nuestra Institución se enfrenta en la actualidad, al igual que muchas entidades de educación superior, a los retos que le plantea la globalización y a los imprevisibles cambios humanos y científicos consustanciales a ella. Ante este panorama, reconocemos la necesidad de que, como miembros de una comunidad académica, pongamos en nuestra mira el desarrollo de la ciencia y la tecnología, y la creación y promoción de proyectos, líneas y grupos de investigación que permitan realizar aportes a la transformación de la sociedad. Este es uno de los principales objetivos de nuestro Proyecto Educativo Institucional y, aunque estoy seguro de que el impacto de las acciones investigativas que desarrollamos actualmente puede optimizarse y organizarse de mejor manera en beneficio de la comunidad, el Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes es un primer y gran paso que hemos dado en este sentido. Los invito, por tanto, a conocer de cerca esta maravillosa iniciativa y a hacer parte de ella.


Con afecto,

Firma

Conozca todas las Cartas del Rector en el siguiente artículo