Carta del rector

 


Bogotá, 16 de mayo de 2018

Apreciada comunidad unicentralista:

Desde 2013 nuestro claustro adelanta un proceso de acreditación institucional ante el Consejo Nacional de Acreditación (CNA), mediante el cual buscamos el reconocimiento gubernamental que nos permita demostrar que contamos con las capacidades requeridas para ofrecer a la sociedad una formación integral, pertinente, equitativa y de la más alta calidad.

Tras un arduo trabajo de autoevaluación, que nos permitió reconocer nuestras principales fortalezas y las debilidades en las cuales debemos trabajar, el 9, 10 y 11 de mayo se llevó a cabo la evaluación externa de nuestra Institución, mediante la visita de cinco pares nacionales e internacionales, acontecimiento que tuvo una importancia innegable, dado que el corazón de cualquier proceso de autorregulación y mejoramiento continuo es la autoevaluación y la evaluación externa.

Hay aspectos que podemos analizar a través de la reflexión crítica y colaborativa sobre nuestras prácticas y resultados, pero el ejercicio es insuficiente. También es importante contar con una mirada externa que evalúe nuestras cualidades intrínsecas, y que nos permita corroborar o modificar la visión que tenemos de nuestra propia Institución. Muchas veces en un proceso evaluativo “los árboles nos impiden ver el bosque”, y podríamos ignorar aspectos que merecen ser revisados, cualidades que necesitan ser potenciadas, y asuntos por mejorar.

De allí la importancia de que personas con gran experticia en el campo de la educación y del aseguramiento de la calidad valoren las relaciones y dinámicas de nuestra Universidad, a fin de que, por medio de su juicio evaluativo, reconozcamos los aciertos y aspectos por mejorar que tenemos, y tomemos decisiones informadas que nos lleven a lograr con éxito las apuestas planteadas por nuestro Proyecto Educativo.

Algunos pormenores sobre la pasada visita de pares

La comisión de expertos designados por el CNA estuvo compuesta por un par coordinador, Guillermo Londoño, un par relator, Eva Janette Prada; dos pares académicos, Eduardo Posada y Edilberto Montaño Orozco, y un par internacional, Gilberto Alfaro Varela.

A lo largo del primer día de la visita, que se llevó a cabo en la Sede Norte, nos reunimos con los pares y realizamos una presentación institucional. En ella, mostramos la misión de la Universidad, nuestros compromisos con la sociedad, la evolución que hemos tenido en los últimos años y nuestras proyecciones a futuro en diferentes frentes, de conformidad con lo dispuesto en nuestro Proyecto Educativo Institucional y los avances con respecto a la evaluación de las condiciones iniciales, aprobadas por el CNA en 2013. Posteriormente, hubo presentaciones sobre aspectos álgidos y determinantes en el quehacer institucional, como el Sistema de Aseguramiento de la Calidad de la Universidad, los procesos académicos de pregrado y posgrado, y el desarrollo e interrelación de la investigación y la creación. Luego de realizadas estas presentaciones, los pares hicieron preguntas, solicitaron datos adicionales, y cruzaron información relevante sobre los temas tratados. En horas de la tarde, los pares se reunieron con estudiantes involucrados en procesos de formación en investigación, con docentes investigadores y estudiantes de posgrado. Con ellos establecieron diálogos sobre las condiciones actuales de la Universidad.

Durante los dos días restantes, la visita se desarrolló en los espacios de la Sede Centro. En estas jornadas se abrieron espacios de conversación entre los pares y grupos integrados por miembros de la comunidad, como estudiantes de pregrado, docentes, egresados y representantes del sector externo, vinculados al claustro. Al igual que en el día anterior, se organizaron reuniones en las que se abordaron temas como el desarrollo docente, la visibilidad nacional e internacional, el bienestar institucional, la administración y la gestión financiera, la interacción social, y el despliegue de nuestro Plan de Mejoramiento. Los pares, asimismo, recorrieron las instalaciones de la planta física de la Universidad y conocieron los recursos de apoyo con los cuales contamos.

El viernes 11, una vez finalizado el ejercicio evaluativo, el Consejo Superior, el Comité Rectoral y el Comité de Autoevaluación y Acreditación se reunieron con la comisión de pares a fin de conocer el informe final de la visita. Se presentaron algunas conclusiones preliminares sobre el juicio realizado respecto a las condiciones de calidad de nuestra Institución; en particular, se enumeraron fortalezas y recomendaciones en áreas en las que debemos mejorar. Dentro de las fortalezas cabe mencionar: la equidad y las posibilidades de acceso y admisión que da la Universidad a sus estudiantes; la participación permanente de docentes en órganos de gobierno institucional; el componente social de los currículos y proyectos desarrollados en la Institución a partir del análisis de las demandas sociales del contexto; la perspectiva pedagógica de nuestro claustro y, en particular, la existencia de la Escuela de Pedagogía, que da lineamientos para el desarrollo de los proyectos académicos de los programas (PAP), y, en general, para la consecución de lo dispuesto en nuestro PEI. Señalaron positivamente la disponibilidad de los recursos humanos, financieros y técnicos para responder a nuestras funciones sustantivas; la existencia y desarrollo de una política de apoyo a la investigación; la existencia de una fuerte cultura organizacional, y de un marcado compromiso institucional y sentido de pertenencia por parte de la comunidad universitaria, entre otras. Algunas de las recomendaciones dadas fueron las siguientes: debemos seguir fortaleciendo la oferta de posgrados en todas las facultades y avanzar en los estudios requeridos para la creación de doctorados; sugirieron establecer un racional equilibrio de la planta docente entre las facultades que existen; debemos promover la vinculación de profesores y estudiantes a proyectos de investigación, y debemos fortalecer el vínculo de los primeros con comunidades científicas y académicas nacionales e internacionales. Luego de escuchar el informe de salida de los pares, podemos afirmar que, en general, los resultados obtenidos al término de la visita fueron satisfactorios, dado que lo evidenciado en el ejercicio de evaluación externa coincide con las estimaciones arrojadas por nuestro Informe de autoevaluación con fines de acreditación institucional.

Comparto, a continuación, un video en el cual el par coordinador de la comisión del CNA, el doctor Londoño, da un parte general sobre la visita.

Comienza la recta final del proceso de acreditación

Concluida la visita, la comisión de pares rendirá un informe al CNA, en el cual se evidenciarán las condiciones internas de operación de nuestro claustro y se presentará un juicio sobre la calidad global de este. Si el CNA lo estima pertinente, puede solicitar a los pares evaluadores las aclaraciones y complementaciones sobre el texto que considere necesarias. El informe final de evaluación externa, además de ser entregado al CNA, será remitido a nuestra institución, que podrá rebatir o no las valoraciones emitidas.

El CNA, con base en los resultados de la autoevaluación, la evaluación externa y los comentarios del rector al informe de pares, hará un juicio final de toda la Universidad. En caso de que el concepto sobre la Institución sea favorable, el CNA elaborará y remitirá su juicio al Ministro de Educación Nacional para la expedición del acto de acreditación, en caso que así lo decidan. Este juicio incluirá una acotación sobre el tiempo de vigencia de la acreditación, que podrá ser de 4, 6, 8 o 10 años. Ahora bien, si por una razón u otra la Universidad no fuese acreditada, recibiremos un comunicado en el cual nos será notificada esta decisión, que irá acompañada de algunas recomendaciones necesarias para poder dar inicio a un nuevo proceso de acreditación.

Confío en que los grandes esfuerzos emprendidos durante el proceso de acreditación asumido desde hace cinco años, se hayan evidenciado durante la visita y que los pares se hayan llevado un conocimiento claro y profuso de nuestros quehaceres y de nuestro compromiso con la educación y con la calidad. Recuerden que, sin importar cuál sea el concepto final de los pares y del CNA sobre nuestro claustro, lo que nos espera en adelante será un ejercicio de autorreflexión y mejoramiento continuo, un trabajo conjunto que nos permita seguir cumpliendo los ideales educativos que orientan nuestras dinámicas diarias.

Quiero agradecer a todos por los ingentes esfuerzos dedicados a esta labor. Gracias a los aportes de todos, hemos afianzado nuestro conocimiento y sentido de pertenencia institucional, hemos desarrollado acciones de mejora, y vivimos con mayor alegría el orgullo de ser unicentralistas.

Un saludo afectuoso,